Coronavirus

"El Gordo May": Líder de Los Zetas muere por COVID-19

Moisés Escamilla se encontraba recluído desde 2008 por delitos contra la salud, delincuencia organizada, así como de posesión de armas y cartuchos de uso reservado del Ejército.
lunes, 11 de mayo de 2020 · 10:07

La expansión del COVID-19 en México ha logrado perpetrar las cárceles del país. El Penal Federal de Puente Grande en Jalisco registró la muerte de uno de los reclusos, reconocido por ser el líder del grupo delictivo de "Los Zetas", a consecuencia del nuevo coronavirus. Moisés Escamilla, falleció luego de que fuera diagnosticado con la afección.

"El Gordo May", como también era conocido, comenzó a recibir atención en el hospital penitenciario desde el pasado miércoles 6 de mayo luego de que presentara problemas respiratorios, sin embargo, pasaron dos días, es decir, el viernes 8 de mayo cuando el Servicio Médico Forense constató la muerte del recluso.

El personal médico del Centro Federal de Reinserción Social, (CEFERESO) número 2, de El Salto, informó que el reo de 45 años tenía sobrepeso, tema que puso haber complicado su estado, aunque algunos medios mencionan, el hombre no presentaba problemas de salud, ni padecía enfermedades.

Te recomendamos: Wuhan registra nuevos casos de contagios por COVID-19

La muerte del conocido líder de "Los Zetas" fue notificada con la de otras dos personas en clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Cabe destacar que en un reclusorio vecino con dicho penal, hay 74 casos confirmados de COVID-19 de los cuales uno se encuentra estado grave y conectado a un ventilador mecánico, además, las autoridades sanitarias locales informaron que un custodio falleció a consecuencia de la afección, de acuerdo con información de El Financiero.

Sobre Moises, “El Gordo May”: Líder de Los Zetas

Moises, el líder de la célula de sicarios del cártel de Los Zetas, fue detenido por autoridades federales el pasado 23 de septiembre de 2008 en Cancún, Quintana Roo y casi dos meses después un juez le dictó auto de formal prisión por delitos contra la salud, delincuencia organizada, así como de posesión de armas y cartuchos de uso reservado del Ejército.

Al interno también se les adjudicaron 12 decapitaciones en Yucatán.

 

Otras Noticias