in

Un niño descubrió cómo Alexa, el asistente de voz de Amazon, podría facilitarle la escuela

Un altavoz inteligente como Alexa es capaz de hacer casi cualquier tarea: sus límites básicamente dependen de la imaginación del ser humano. Porque mientras alguien -con muy poca capacidad inventiva- se limita en utilizar a Alexa como un simple reproductor de Spotify, en
Nueva Jersey, Estados Unidos, a un niño de seis años le facilita su vida escolar.

Jariel hacia su tarea de aritmética junto a Alexa, cuando le cuestionó en voz alta cuánto era 5 menos 3. Y Alexa, sin nada mejor que hacer, contestó: “5-3 es 2”. A sus espaldas, su madre lo grababa. Segundos después, en el video resonaría un indignante “¡Qué!”.

Yerelyn Cueva compartió en Twitter su enfado preguntando si debía dar una reprimenda a su hijo en ese preciso momento o un poco más tarde, pero Jariel solo recibió comentarios halagadores: es “Einstein en proceso”, escribió un usuario. Pero también hubo quién criticó a la madre, al calificarla como irresponsable al dejar a Alexa a solas con su hijo.