Tech

El sector del juego se adapta al nuevo contexto internacional

Este 2020 ha obligado a la práctica totalidad de sectores económico ha adaptarse y reinventarse de manera obligada con motivo de la pandemia. Todo el ocio, también ha sufrido una transformación sin precedentes, incluida la actividad del juego y las apuestas.
jueves, 15 de octubre de 2020 · 17:38

Este 2020 ha obligado a la práctica totalidad de sectores económico ha adaptarse y reinventarse de manera obligada con motivo de la pandemia. Todo el ocio, también ha sufrido una transformación sin precedentes, incluida la actividad del juego y las apuestas.

Pocas personas podrían pensar cuando se inició el año 2020, la cantidad de ingratas noticias que traería consigo. Una pandemia mundial no vista en siglos, está condicionando la forma de vida de miles de millones de personas en todo el planeta. Todo ello, ha llevado a un escenario inexplorado y desconocido que ha obligado a adaptarse a todos los sectores económicos.

La industria del juego no es ajena a esta tesitura, adaptando todos sus servicios a la nueva normalidad, siempre sin dejar de mirar con optimismo hacia el futuro. Los efectos del Covid-19 en la parcela económica siguen siendo incontables, pero es hora de fijar los esfuerzos en el largo plazo cuando esta pesadilla haya pasado.

Para intentar que esta transición hacia la nueva normalidad sea lo más corta posible, la industria del juego ha introducido una serie de cambios estructurales que se adaptan a esta nueva situación, salvaguardando a todos sus clientes y adaptando todas sus actuaciones a los marcos legislativos vigentes.

La diversificación en todos los productos de juego ha llevado al aumento de la parcela interactiva y a la contracción de la actividad física más tradicional. Tal y como apuntan diversos estudios, esta última categoría ha disminuido a la mitad sus cifras de facturación y de usuarios. Por el contrario, las plataformas en línea han experimentado un crecimiento exponencial en el uso de sus servicios, permitiendo atisbar que el futuro de este ámbito de ocio pasa inexorablemente por la red de redes.

Observando los datos desprendidos del juego en línea en estos últimos meses, los ingresos tributarios como consecuencia de esta actividad han permanecido constantes a lo largo de los últimos tiempos en la mayoría de jurisdicciones en las que operan estas plataformas en línea. 

Mucha parte de culpa de que estos oferentes de ocio sigan con su buena marcha, es su adaptación y reconversión a la nueva realidad, por medio de promociones o acciones para incentivar la captación de nuevos clientesBonos sin depósito, tiradas de carrete sin riesgo, o bonos de bienvenida son algunos de estos ejemplos, que permiten a millones de personas probar suerte por primera vez en este planeta del ocio interactivo.

El marco legal sobre el que tienen que operar, en gran parte de los países, estas plataformas online son claros. En cambio, existen casos en ciertos territorios de continua renovación de esa legislación, lo que impide el desarrollo normal de una actividad tan productiva en términos económicos y de usuarios afines a su utilización diaria.