Salud

Anticuerpos de COVID-19 no garantizan inmunidad al virus

Un nuevo estudio señala que ni siquiera las personas que dieron positivo a COVID-19 y ya libraron la afección, podrían haber generado los anticuerpos suficientes para volverse inmunes a la nueva cepa del coronavirus.
lunes, 20 de julio de 2020 · 09:40

El tiempo sigue avanzando y parece ser que el COVID-19 se ha ido adaptando a nuevos cambios, volviéndose un virus cada vez más fuerte, provocando así, que los anticuerpos de nuestro organismo comiencen a debilitarse y es que así como se anunció, han surgido nuevos síntomas y sobre la cura no hay nada claro.

De acuerdo con un estudio publicado en el sitio libre, medrxiv.org, sonde se comparten investigaciones de ciencia y salud que no han sido publicadas en lugares relacionados con las áreas de medicina y la investigación clínica, la inmunidad natural a la nueva cepa del coronavirus, podría disminuir en unos meses.

El estudio señala que los anticuerpos, glucoproteínas encargadas de combatir las afecciones en nuestro organismo, podrían disminuir su eficacia contra el SARS-CoV-2, de 20 a 30 días luego de que los síntomas de la afección se hacen presentes en el cuerpo.

El estudio realizado por expertos de King's College, una universidad pública de investigación en Reino Unido, aplicado a 65 personas que dieron positivo a COVID-19, reveló que los anticuerpos generados durante la presencia del virus en el cuerpo disminuyeron en menos de un mes.

La investigación mostró que la gravedad de los síntomas en el cuerpo, tienen una reacción proporcional a la respuesta que dan los anticuerpos y por consecuente, a la futura inmunidad que puede generar el organismo, una que señaló la Organización Mundial de la Salud (OMS), no necesariamente adquieren.

A esto se suman los resultados que arrojó el estudio donde se demostró que de acuerdo con los pacientes analizados, los anticuerpos tardaron hasta tres semanas luego de que la afección se hizo presente.

El estudio fue realizado entre los meses de marzo y junio donde se mostró que en la gran mayoría de los casos, el organismo tarda varias semanas antes de comenzar a producir los anticuerpos necesarios para atacar el virus, sin embargo, su producción tampoco es suficiente para adquirir inmunidad.

Cabe destacar que el estudio fue realizado en una cantidad limitada de personas y bajo ciertas condiciones, por lo cual, existe un sesgo en cuanto a un grupo más grande y bajo diferentes ambientes y características, así como la exposición a un tiempo más largo de investigación.

Sin embargo, es importante rescatar el tema pues al no haber una prueba de que luego de padecer el virus, ya no se corra el riesgo de reinfectarse, pone sobre la mesa la suposición respecto a que una vez que exista la cura, esta tenga la temporalidad suficiente para evitar mayores contagios.

Las vacunas en desarrollo necesitarán generar una protección más fuerte y duradera en comparación con la infección natural o es posible que tengan que administrarse regularmente.

-Indicó el miembro de la Facultad de Medicina de la Universidad de Leeds, Stephen Griffins.

Si bien, el estudio que está sujeto a aprobación para ser publicado en un medio especializado de medicina, señala que la inmunidad es muy por de lejos una cuestión presente en el organismo de quienes ya han padecido COVID-19, sí señala que la memoria de ls células podría ayudar a que el impacto del virus sea menor.

Es probable que haya células inmunes de memoria que pueden entrar rápidamente en acción para iniciar una nueva respuesta inmune si se reencuentra con el virus. Por lo tanto, podría contraer una infección más leve.

-Informó un comunicado de Science Media Centre.

 

Más de

Otras Noticias