in

¿Qué es el OEIS? Enfermedad que padecía Lucas, el hijo de ‘Sopitas’

El OESIS es la enfermedad que el hijo de Sopitas, Lucas, padeció, pero no fue la razón de su muerte. Aquí te contamos más sobre ella.

Vía: @sopitas

El año pasado, Francisco Alanís, mejor conocido como Sopitas, anunció el nacimiento de su hijo, Lucas, mismo que nació con el padecimiento de OEIS o Extrofia Cloacal, aquí te contamos de qué va esta enfermedad.

Esta se presenta en uno de 400 mil nacimientos y es uno de los más graves defectos de nacimiento que engloban los complejos extrofia-epispadias. Es decir, se caracteriza por onfalocele, extrofia, ano imperforado y defectos espinales.

Lee ahora: ¿De qué murió Lucas, hijo de Sopitas?

View this post on Instagram

39 y el mejor regalo del universo ✨

A post shared by Sopitas (@sopitas) on

Los bebés que nacen con esta condición, tienen la vejiga y una parte de los intestinos expuestos fuera del abdomen. En algunas ocasiones, esto provoca que el intestino sea corto y el ano no esté abierto.

La causa de este padecimiento es que durante la etapa del primer trimestre de embarazo se presenta una ruptura en la membrana cloaca, lo que produce el desarrollo anormal de la pared abdominal y otras malformaciones.

Por si te interesa: Lucas es hoy un angelito: Sopitas despide a su hijo con emotiva carta

Para tratarlo, es necesario reparar quirúrgicamente cada malformación. Se deben realizar cirugías para cerrar la vejiga, la uretra, la pared abdominal, preservar los riñones, la función sexual y reconstruir los genitales.

Este se puede diagnosticar antes del nacimiento, es decir, con una ecografía que muestre los defectos de la vejiga. Pero en la mayoría de los casos, estos se detectan cuando nacen los bebés.

Mira ahora: Esto es lo que piensa Francisco Alanís, ‘Sopitas’, sobre el país y los medios de comunicación

View this post on Instagram

Así empieza mi Buen Fin ❤️

A post shared by Sopitas (@sopitas) on

En la actualidad, los avances tecnológico y en la medicina, hacen que la probabilidad de mortalidad sea menos en los pequeños que lo padecen. Sin embargo, tienen que someterse a un seguimiento médico de por vida.

En la mañana, Sopitas anunció que su hijo había fallecido por una fuerte bacteria que lo atacó, pero no por el EOIS.