Un embajador mexicano en Londres

#Columnista

Twitter: @AGuerreroMonroy

Referirse a Londres es aludir a la ciudad de los múltiples rostros y las incontables historias. La ciudad por autonomasia de la Corte de San Jaime, de la Casa Real y de la nobleza. La de la galería Tate y la del mercado de Camden. La de los ingleses y los escoceses, irlandeses y galeses. La del teatro, la danza y la ópera y la del rock, el punk y el britpop. La de los Beatles y la de las Spice Girls. La Londres de Shakespeare, de Winston Churchill y de Nicholas Clegg. La Londres de los europeístas y la Londres de los euroescépticos. Londres y sus más de dos mil años de historia. La universal, la infinita, la ciudad de todos.

Con estas palabras Diego Gómez Pickering comienza a sumergir al lector en las distintas facetas de la fascinante capital británica. Diario de Londres (Taurus, 2019) es una compilación de apuntes de los días que el autor vivió como embajador mexicano en Reino Unido. El libro contiene treinta textos breves, curiosos y perceptivos desde la óptica de un diplomático en Londres, enfocados a la peculiar vida cotidiana de los ingleses. Los textos describen con inteligencia y fino humor, costumbres, lugares, anécdotas y vivencias del diplomático -y también escritor- en Gran Bretaña. Se narran fascinantes encuentros con personajes de la realeza y la política como la reina Isabel II, su hijo el príncipe Carlos y Jeremy Corbyn, entre otros.

Te puede interesar: Boris Johnson pidió a la reina Isabel suspender el parlamento británico

Resulta cautivador leer el relato sobre la residencia de la embajada mexicana. Ubicada en el 48 Belgrave Square, “cada una de sus habitaciones guarda decenas de voces y esconde múltiples secretos; en los pasillos se guardan los dos siglos de historia que forjan sus cimientos y se escuchan las innumerables historias de cada uno de sus tantos habitantes”. La casa de México en Reino Unido, que ha tenido como inquilinos a Narciso Bassols, Alfonso de Rosenzweig, Hugo B. Margain, Bernardo Sepúlveda, José Juan de Olloqui, Andrés Rozental, Juan José Bremer y otros mas, “atrapa para nunca dejar ir a todo aquel que pone un pie en ella” anota el autor. Leer la misteriosa historia de los fantasmas John y Anna que merodean la residencia conmueve y aterroriza. El Bentley Turbo R azul marino por años estacionado así como la descripción de la biblioteca, cocina y pasillos, transportan en la imaginación al lector a la legendaria residencia.

La visita de la “espía 008” es quizá uno de los textos más enigmáticos, en donde el autor relata las reuniones semanales con la afable, seductora, habilidosa y elegante mujer que desarrolla misiones secretas en los rincones menos conocidos del orbe. “Conocerla resulta incursionar en los secretos de toda una nación”. “Visitas invariablemente culminadas con una enorme sonrisa y la promesa de un pronto, ojalá cercano, reencuentro”.

También puedes leer: La audacia de Boris Johnson

Dos textos entrañables lo son el paso de Octavio Paz por Cambridge, a la que fue invitado a iniciativa de George Steiner para ocupar la Cátedra Simón Bolívar para Estudios Latinoamericanos en el Churchill College, así como la presencia de Carlos Fuentes por más de dos décadas en la capital británica, en donde “vivió y vivirá por siempre”.

Sólo en Inglaterra el té tiene un poder tan grande, que llevó a la independencia de las colonias americanas y que hoy en día, en punto de las tres, sienta a todo mundo a la mesa en donde las tazas despiden deliciosos aromas que “hipnotizan conciencias y corazones”, como hipnotizan estas deliciosas cartas de amor que Gómez Pickering dedica a esa gran ciudad que es Londres. Recomiendo leer este libro de cautivantes y épicos relatos. México en Londres y Londres en México.

Puedes leer: Reina Isabell II da la espalda a su hijo, el príncipe Andrés

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más artículos de este Autor