Tiempo de serenarse

#Columnista

Twitter: @Fercoca

Actos de poder

Después del evento en el que se conmemoró el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López obrador, un reportero de Televisión Azteca fue acosado por simpatizante de MORENA.

Le gritaban chayotero, adjetivo que le dan a los periodistas que reciben dinero por dar noticias a favor de un gobierno o callar información que esos mismos gobiernos no quieren que la ciudadanía sepa.

En la conferencia matutina del lunes, se le preguntó al presidente si él, como candidato le había dado dinero al reportero en cuestión: la respuesta del ciudadano presidente fue la siguiente:

“No, pero además has hecho un trabajo profesional siempre. La vez pasada que hubo este incidente que me hiciste preguntas… -En torno al fallido operático de Ovidio Guzmán. –Así es, yo no sentí que me hayas faltado al respeto. Estabas cumpliendo con tu responsabilidad, estabas cumpliendo con tu trabajo, no sentí que me agrediera, nadie me ha agredido”.

El mandatario fue más allá, negó que él pidiera a un medio la salida de Carlos Loret de Mola. Afirmó que jamás lo harían por una cuestión de principios.

A Carlos, lo seguidores de MORENA y del presidente, mediante granjas de Bots lo han agredido e insultado sin mostrar una sola prueba de lo que dicen en el anonimato de las redes sociales.

También habló de la salida de Brozo, Víctor Trujillo, del programa de radio que hasta el lunes 28 tenía en la estación Al Aire, creo que también la denominaban libre. El presidente López Obrador afirmó:

“Ahora que se va Brozo, lo mismo, lo mismo. Imagínense, Brozo, hasta me cae bien, es simpático. Y ahora sí como diría el clásico, ¿y yo por qué? Nadie, nadie de este gobierno censura, no somos iguales”.

Más aun, el presidente descalificó a los que, agreden a Emilio Azcárraga, presidente del Grupo Televisa. Para el presidente, lo que algunos de sus simpatizantes hacen en contra del empresario es una falta de respeto y por ello se siente apenado por los ataques que en contra de Azcárraga se dan cuando a otros empresarios ni siquiera los toman en cuenta:

“y contra Emilio así, directo grosero. Yo ofrezco disculpas, porque ese comportamiento no se debe de aplicar a nadie”.

Los ataques de los Bots, de los simpatizantes de MORENA a personajes como Irving Pineda, como Carlos Loret, como Víctor Trujillo-Brozo y como Emilio Azcárraga deberían entender, de una vez y por todas, que el único enemigo del presidente López Obrador es la intolerancia de quienes dicen estar con él para transformar a México.

La Letrina.  Cuando el presidente llama a serenarse, lo hace a los sensibles que creen que solo ellos son quienes hacen fuerte a López Obrador. Se equivocan, violentan un movimiento pacífico al atacar inmisericordes a “enemigos” imaginarios.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más artículos de este Autor