Sueldo de AMLO, prueba de autonomía de Esquivel en la SC

#Columnista

Twitter: @gerardohdz_p

Sobre la mesa

El sueldo de los servidores públicos, incluidos los de los organismos autónomos serán fijados con base en el salario del presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, el Banco de México (Banxico), el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Comisión Federal de Competencias Económica (Cofece) opinan que la remuneración presidencial no del todo clara.

La razón es quizá una laguna que no vieron los diputados cuando aprobaron el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2020. Estos organismos autónomos promovieron controversias constitucionales para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se pronuncie por el sueldo del presidente.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Se entregó en tiempo y forma el Primer Informe de Gobierno. Comprende lo realizado en nueve meses.

Una publicación compartida por Andrés Manuel López Obrador (@lopezobrador) el

Banxico fue quien promovió la primera controversia, argumentando que el sueldo del presidente previsto en el PEF 2020 no contempla las prestaciones en especie. AMLO gana 111,990 pesos al mes, en Banxico, Cofece e IFT hay funcionarios con una remuneración mucho mayor.

Por ejemplo, el gobernador del Banco de México tiene un ingreso 247mil 964 pesos y los integrantes de la Junta de Gobierno, 241mil. El presidente de la Cofece percibe 143,000 mensuales y los comisionados, 142 mil pesos. Mientras que el presidente del IFT gana 143 mil y los comisionados, 142 mil al mes.

Sin embargo, todos los sueldos anteriores ya incluyen las prestaciones en especie, a diferencia del sueldo del presidente. Retornando al ingreso mensual de López Obrador, el titular del Ejecutivo tiene una remuneración de 111 mil 990 pesos mensuales, pero no gasta en renta, tampoco en transporte y mucho menos en alimentación y pese a ello, tiene esos beneficios como parte de sus condiciones laborales, sin perder de vista que su trabajo es ser presidente de la República.

Así es, el presidente López Obrador vive en Palacio Nacional, a cuánto equivaldría la renta de una habitación en ese inmueble; cuánto gasta en vuelos comerciales para sus traslados… esas son preguntas que quedan al aire y el argumento con el que los organismos autónomos se resisten a bajar los ingresos de sus altos funcionarios que, dicho sea de paso, son excesivos.

La discusión no es si ganan mucho o poco, queda claro que en México seguimos teniendo una burocracia cara en algunos ramos, pero el argumento que presentan los organismos autónomos tiene bastante sentido si se analiza fríamente.

En la resolución de estas controversias jugará un papel clave Yasmín Esquivel, la ministra de la Suprema Corte que fue asignada como instructora del procedimiento.

Las controversias del Banxico, Cofece e IFT serán la prueba de autonomía para la ministra que llegó a la Suprema Corte a propuesta de AMLO.

Ahora está involucrada en una vía que involucra estrechamente al presidente López Obrador, que la ayudó a llegar al pleno de la Corte. El papel que jugará Yasmín Esquivel será polémico porque las controversias parecen tener un punto válido, el salario del mandatario del país no es claro en cuanto a prestaciones en especie, las cuales también son parte de la remuneración.

La llegada de Yasmín Esquivel a la Suprema Corte fue cuestionada, no por su carrera, sino por su matrimonio con José María Riobóo, un empresario muy cercano al presidente López Obrador. Ahora tendrá una revancha para demostrar su autonomía como ministra.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más artículos de este Autor