Seguridad y elecciones 2020

#Columnista

Twitter: @RicardoSolano_

El 7 de junio de este año habrá elecciones en dos estados: Coahuila e Hidalgo. En Coahuila se elegirán 16 diputaciones de mayoría relativa y nueve diputaciones de representación proporcional; mientras que en Hidalgo se elegirán 84 ayuntamientos. Al ser elecciones locales, es importantes desmenuzar los datos sobre la seguridad a fin de entender las dinámicas de violencia que afecta directamente a los ciudadanos en su cotidianidad.

En términos de seguridad, ambos estados tienen un porcentaje similar del total de delitos cometidos en el país durante 2019, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Coahuila tiene el 2.7%, con 49,554 delitos, e Hidalgo 2.5%, con 46,596 delitos. En virtud de lo anterior, Coahuila se ubica en el lugar número 11 e Hidalgo en el 14 de los estados con los mayores índices de delitos para el periodo mencionado.

Ocho de los diez delitos con mayor incidencia en Coahuila se ubican en Saltillo y Torreón, siendo el de violencia familiar el de mayor denuncia en ambos municipios, pero con altos índices en amenazas, narcomenudeo y daño a la propiedad. Monclova y Acuña se ubican en los puestos nueve y diez con narcomenudeo y violencia familiar. En términos de homicidios, Torreón lidera la lista con 61 con arma de fuego, 15 dolosos con otros elementos y 35 culposos por accidentes de tránsito. Le sigue Saltillo con 48 en accidentes de tránsito y 9 con arma de fuego. En la lista también se ubican General Cepeda, Monclova, Arteaga, Ramos Arizpe por homicidios en accidentes de tránsitos y Matamoros por homicidios con arma de fuego.

Por otro lado, en Hidalgo también la violencia familiar es el delito con mayor índice, específicamente en Pachuca, municipio que repite en nueve de las 10 posiciones con los delitos mayormente cometidos: lesiones dolosas, daños a la propiedad, amenazas, robo de autos, robo sin violencia, fraude, robo a negocio y otros delitos del fuero común. En cuanto a homicidios en la entidad, Pachuca es -igualmente- el municipio con los mayores índices: 27 culposos con otros elementos, 26 en accidentes de tránsito y 12 dolosos. Le sigue Tula de Allende con 20 dolosos y 14 culposos, y Tulancingo con 19 en accidentes de tránsito y 13 culposos con otros elementos. En la lista también se encuentran Tulancingo y Huejutla de Reyes con homicidios culposos, e Ixmiquilpan y Tezontepec con homicidios dolosos.

El estado de fuerza en materia de seguridad pública en ambos estados no cumple con el estándar de Naciones Unidas que son 300 agentes por cada 100 mil habitantes.

En Coahuila hay 6,216 elementos y en Hidalgo 7,953, repartidos entre policías estatales, municipales, sistemas penitenciarios y procuradurías estatales.

Con esta pequeña radiografía de las condiciones de seguridad en ambas entidades, podemos observar que es necesario implementar políticas de prevención de la violencia familiar a nivel municipal ya que es el delito que más se repite en ambos estados. Asimismo, podemos ver que la violencia se centra en tres municipios: Saltillo, Torreón y Pachuca. Llama mucho la atención que los homicidios por accidentes de tránsito tengan tanta prevalencia en ambos estados, por lo que también se deberían atacar las causas de estos accidentes, ya sea conducir a altas velocidades o bajo el efecto de alcohol u otras sustancias.

Aprovecho para agradecer a los lectores de mis columnas y al equipo de Gluc, sobre todo a Jimena, ya que ésta es mi última participación en Gluc MX.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más artículos de este Autor