Obesidad y desperdicio de alimentos: dos retos conectados

Por Mariana Rangel

Twitter: @M_Rangel1

Twitter: @shaperscdmx

Sobrepeso y obesidad, la epidemia silenciosa

Cuando hablamos de México, la inseguridad, el narcotráfico y la corrupción son los retos más mencionados.

Con esta misma preocupación deberíamos ver al sobrepeso y la obesidad. Porque aunque nunca ocupe las primeras páginas de los periódicos, aunque no sea prioridad en la agenda, es un problema que también está cobrando vidas. Incluso más que el narcotráfico, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

(Quote) Cada año, más de 170 mil mexicanos mueren de obesidad y sus comorbilidades asociadas. Está matando a más personas que el narcotráfico, de acuerdo con datos de la FAO y la Secretaria de Salud.

Estamos ante un problema que mata a 170 mil connacionales al año, que afecta a 7 de cada 10 mexicanos, que nos cuesta 5.3 % del PIB cada año. La situación es aún más preocupante en comunidades de bajos ingresos de las ciudades. De acuerdo con expertos de Reino Unido, los niños en ambientes marginales tienen más posibilidad de desarrollar sobrepeso y obesidad; están un sistema que prácticamente los orilla a ello.

Te puede interesar: ¿Por qué se celebra el Día del Nutriólogo?

Pensemos en las colonias de bajos ingresos en la Ciudad de México, en lo que vive su habitante promedio:

● Si sale a comer algo, prácticamente lo único que encontrará es comida chatarra y garnachas.

● Si quiere opciones más saludables del supermercado, como productos sin azúcar y sin grasas añadidas, les saldrá más caro que las opciones regulares.

● Si quiere hacer ejercicio, tendrán menos opciones que en las zonas acomodadas de la ciudad.

● A duras penas tendrá la energía para preparar sus comidas porque en promedio las personas de la periferia pasan tres horas diarias en el transporte público para trasladarse.

● No tiene la educación nutricional para mejorar porque en México nadie nos ha enseñado a comer saludable y balanceadamente.

Todos estos factores afectan el desarrollo de las personas; provocan deficiencias en aporte de nutrientes y poca variedad de alimentos en sus dietas.

En la CDMX, en 2018, el 13.9% de la población padece de “Carencia por acceso a la alimentación”.

El desperdicio de alimentos en México

Pongamos en pausa el tema de malnutrición para hablar de otro que aparentemente parecería ajeno a este tema: el desperdicio de alimentos.

Las pérdidas en el campo y en los traslados. Las frutas y verduras que por “feas” la gente no compra.

Las que sí compramos, pero terminamos tirando porque se echan a perder. De poquito en poquito, el 34 % de la producción nacional se desperdicia, según datos de Ulises García Nieto, director de la Central de Abastos.

El desperdicio de alimentos afecta al medio ambiente porque prácticamente desgastamos el suelo para terminar tirando a la basura lo que producimos. También afecta a las comunidades de bajos ingresos de las que hablábamos en el punto anterior: más desperdicio se traduce en menos oferta, y menos oferta hace que suban los precios. Precios más altos significa menos comida para ellos.

Solucionar ambos retos al mismo tiempo

Al poner sobre la mesa ambos retos, creo que podemos contribuir a su solución con un mismo proyecto.

Eine gesunde Ernährung ist für viele Menschen gar nicht so einfach umsetzbar – es fehlt das Wissen, Verständnis oder das…

Publicado por Tafel Deutschland e.V. en Viernes, 17 de mayo de 2019

 

Ya existen esfuerzos para recolectar merma de centrales de abasto, supermercados y restaurantes. ¿Por qué no aprovechar estos insumos para llevarlo a comunidades de bajos ingresos con poco acceso a frutas y verduras? ¿Por qué no aprovechamos el contacto con la comunidad para dar educación nutricional, como lo hacen los bancos de alimentos alemanes? ¿O para cocinar y comer con ellos para crearles una experiencia positiva alrededor de la comida saludable?

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más artículos de este Autor