Nuestros migrantes: votar y ser votados

#Columnista

Twitter: @AGuerreroMonroy

El derecho al voto de los mexicanos que se encuentran más allá de las fronteras ha sido resultado de una ardua lucha de nuestros migrantes para participar en las decisiones fundamentales de México. Implementarlo significó un importante logro derivado del activismo de las comunidades en el vecino país del norte.

Este primer debate por un derecho humano universal que es el derecho a votar desde otro país, se ha ido perfeccionando a lo largo de los años a través de las diversas reformas electorales, como la última de 2014 que abrió la puerta para obtener la Credencial para Votar en los Consulados así  como la posibilidad de poder votar por senadores desde el extranjero, entre otros avances.

No obstante, nuestra diáspora no ha logrado otro derecho humano universal que es el derecho a ser votado.

Por ello, el camino a seguir para completar este derecho al voto extraterritorial, es decir, que sea un derecho verdaderamente integral para los mexicanos que viven fuera de su país, es el derecho que tienen de contar con una representación política en México.

Países como Colombia –que no tiene una población tan numerosa fuera de su territorio como la mexicana- cuenta con cinco diputados migrantes en su Congreso Nacional. En el viejo continente, Italia considera también la figura de la diputación migrante a través de una circunscripción para que los italianos que viven en el extranjero cuenten con un diputado que los represente.

La tendencia en las democracias del mundo ya no es solamente reconocer el voto desde el extranjero, como ya lo tienen más de 120 países en el orbe sino también el de la representación política de los migrantes en su país.

Permitirlo en México permitiría empoderar a la comunidad migrante a que decida sobre el futuro de su país al que tanto aporta (de enero a octubre del presente año, las remesas alcanzaron 30 mil millones de dólares, un máximo histórico de acuerdo a Banco de México) y que también sean considerados para la instrumentación de políticas públicas.

En nuestro país, la Ciudad de México tuvo su primera experiencia de voto a distancia en 2012 -en la que innovó con el voto electrónico por internet-. Recientemente lo tuvo en 2018 –en la que se recibieron 28 mil sufragios desde el exterior para la elección de Jefe de Gobierno-y se esperaba que para 2021 adicionalmente se pudiera votar desde el extranjero para diputado migrante. La Ciudad de México tiene poco más de 80 mil credencializados en el extranjero –la gran mayoría en Estados Unidos-. Tan sólo en la ciudad de Los Ángeles residen 11 mil 248 mientras que en Chicago radican 9 mil 153 ciudadanos de la ciudad capital.

Estos datos permiten ver que la Ciudad de México es una entidad expulsora de migrantes y por su importancia económica y cultura política resultaba muy positivo que tuviese una diputación migrante. La CDMX  ha sido históricamente una ciudad de avanzada en lo que a derechos sociales se refiere. Cabe recordar que la Constitución local previó una cuota de jóvenes, de género y contempló el matrimonio igualitario. Por esto y otros avances relevantes muchos consideran que su Constitución es la más moderna y progresiva de la República.

Por lo anterior preocupa mucho la iniciativa en la Asamblea Legislativa que derogó la figura de la diputación migrante. Esto representa un enorme retroceso a un derecho humano que ya se alcanzó y eventualmente enviaría un mensaje negativo a los integrantes de la comunidad migrante de la Ciudad de México. Dar marcha atrás pudiera representar una violación al Artículo 1° constitucional.

Desde el INE vamos a continuar trabajando para encontrar la mejor ruta para tener en el futuro una representación política migrante en el país, quizá mínima, pero una representación en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión a través de una posible Acción Afirmativa, es decir, de una medida de excepción –usualmente normativa-, cuya finalidad es remediar la distorsión e inequidad histórica, estructural o cultural, en el ejercicio de un derecho humano determinado.

De ello se habrá de dialogar en una mesa el próximo lunes 9 de diciembre a las 10:30 de la mañana en el Auditorio del Instituto Nacional Electoral, en la cual participarán la consejera electoral del Instituto Electoral de la Ciudad de México, Myriam Alarcón; el presidente de Fuerza Migrante y de Casa Puebla en NY, don Jaime Lucero; Daniel Tacher, de Iniciativa Ciudadana, Víctor Espinoza Valle, de la Universidad de California en San Diego; Juan José Corrales, presidente de Iniciativa Migrante y otros importantes académicos y líderes migrantes, así como legisladoras y legisladores nacionales y locales, quienes nos hablarán desde su perspectiva sobre la propuesta de contar con una representación migrante en la Cámara baja.

Te invito a que puedas seguir la transmisión a través de YouTube en INE TV y nos compartas tu opinión en Voto de los Mexicanos Residentes en el Extranjero .

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más artículos de este Autor