¡No más tiroteos en escuelas! Pensemos en salud mental

#Columnista

Twitter: @IngridScarlett

Lo ocurrido en Torreón es tan lamentable que nos hace cuestionarnos ¿qué está sucediendo con la salud mental de los menores de edad? México debería tener políticas públicas para atender el tema de salud mental de la población, hay que reconocerlo y hablarlo sin prejuicios.

Nos deja sin palabras, el caso de este niño de 11 años, que por alguna razón tiene acceso a un arma, bien podríamos culpar a sus familiares por la falta de supervisión en su entorno cercano, lo que le permitió llevar las armas dentro de la mochila y ¡nadie se da cuenta! ni en su casa ni en el Colegio. Al poco tiempo de ingresar a su escuela para tomar clases detonó el arma teniendo como consecuencia el asesinato de su profesora y según hechos descritos hirió a otros alumnos del Colegio para finalmente suicidarse con la misma arma. ¡Qué tragedia! ¡Qué locura! y cuánto dolor.

Pregunta incomoda ¿dónde consiguió las armas?

El gobierno de Torreón Coahuila fue criticado por “echarle la culpa” al video juego “Natural Selection” porque el día que el niño declaró “hoy es el día” y cometió ese atroz crimen vestía una playera del mismo, si bien pudo ser influenciado por esa “violencia normalizada” en el videojuego es evidente que los elementos que detonan para ejecutar una acción así son multifactoriales.

Es probable que este niño fuera víctima de problemas psicológicos, alguna psicopatología que no se detectó a tiempo, un ambiente hostil o poco favorable en su entorno familiar, falta de cariño y una figura de autoridad que estuviera supervisándole, hasta el momento se ha evitado hablar de su acerca de su salud mental.

Expertos en psicología advierten que las tragedias como la ocurrida en el Colegio Cervantes y sobre todo el comportamiento de los niños siempre tiene señales previas, los expertos señalan que tanto familiares, escuelas y la autoridad deben trabajar en conjunto para vigilar y crear un entorno sano para las y los niños.

Una propuesta interesante es permitir a las escuelas realizar estudios de salud mental a los alumnos para identificar a los perfiles de menores que podrían incurrir en algún tipo de violencia y también ofrecer un acompañamiento psicológico constante a todo el alumnado como parte de un servicio de educación integral.

Estos hechos tan dolientes pueden ser prevenibles desde una oportuna atención a la salud mental de los menores en conjunto con las estrategias coordinadas para identificar los problemas del alumnado.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más artículos de este Autor