La generación de la autonomía universitaria

#Columnista

Twitter: @IngridScarlett

La UNAM ha sido mi casa desde hace ya algunos años, y ahora que comienzo una nueva travesía académica con mi segunda carrera- Derecho-lo tengo más presente que nunca, con toda certeza les digo que ser parte de la comunidad universitaria más grande de Latinoamérica y una de las mejores universidades del mundo es un gran orgullo.

La UNAM es el conjunto de una vasta riqueza cultural en un camino de responsabilidades que convierten los pasos de los universitarios en una brújula para la patria.

Este ciclo escolar corresponde una fecha memorable los 90 años de ser autónoma, por ende esta generación lleva en sus hombros la gran responsabilidad de ese legado donde grandes pensadores mexicanos aportaron su conocimiento y acción para su consolidación, recordemos que desde 1929 es la Universidad Nacional.

Es tiempo de reflexionar de estas nueve décadas de labor inalcanzable de la Universidad de la Nación, tiempo de sensibilizar a la comunidad universitaria y no universitaria sobre la relevancia de la autonomía en torno a la formación de profesionistas, autonomía no auto concedida por el gobierno sino un producto de luchas de académicos y universitarias, fomentando siempre el pensamiento crítico en nuestra comunidad.

Y como lo dijo el rector Enrique Graue Wiechers en la ceremonia conmemorativa por los 90 años de la Autonomía Universitaria:

“Gracias a la autonomía, la Universidad Nacional Autónoma de México ha alcanzado la “libertad de disentir y de expresarnos, de combatir el autoritarismo, de crecer en libertad y de seguir formando a México”.

La autonomía en la máxima casa de estudios, es pues la esencia y raíz que siempre será herencia para cada uno de los universitarios, que en su corazón está el deseo de servir a México mediante su conocimiento y profesionalismo.

Afirmo con esto que mi alma mater, conjunta en ese su espíritu universitario lo mejor de la sociedad, las almas con una noble visión para transformar la sociedad, un ¡Goya! por todos nosotros, que somos parte de esa raza, de ese espíritu que alguna vez soñó José Vasconcelos.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más artículos de este Autor