Gobierno Federal aumentará en 2020 las plazas de trabajo ¿acierto o error?

#Columnista

Twitter: @gerardohdz_p

Sobre la mesa

Es un hecho, en 2020 el gobierno operará con más plazas de trabajo en comparación con este año. Resulta contradictorio después de los recortes de personal, la reestructura de las secretarías de Estado y claro, la promesa del Gobierno Federal por adelgazar la burocracia.

En resumen, la administración que encabeza Andrés Manuel López Obrador tendrá 19 mil 763 servidores públicos más en 2020. Así es, leíste bien, el Gobierno Federal pasará de tener en este 2019 un millón 407,430 puestos de trabajo a un millón 427 mil 193 para el siguiente año.

Este incremento tiene tres causas principales: la creación de la Guardia Nacional, el personal médico que se contratará en el IMSS y el aumento de 50% de la plantilla de la Secretaría de la Función Pública (SFP), según el analítico de plazas del Paquete Económico 2020.

A la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana se le asignaron 68 mil 376 plazas, en su mayoría es personal que pertenecía a la Secretaría de Gobernación (Segob), la dependencia con la reducción más grande. En el IMSS se crearán 10,794 puestos más y la SFP pasará de operar con 1,561 servidores públicos a 2,352.

En definitiva, el aumento de los servidores públicos del gobierno federal refleja lo que el propio presidente López Obrador ha prometido y anunciado en distintas ocasiones como contratar a más personal médico y de enfermería para el IMSS.

El analítico de plazas también confirma que garantizar la operatividad de la Guardia Nacional es una prioridad para el gobierno federal y, asimismo, el incremento de personal en la SFP va encaminado con el combate a la corrupción en el gobierno, pese a que no todas las nuevas plazas son para auditores.

Sin embargo, parece que al Gobierno Federal no le salieron bien las cuentas porque el recorte de plazas y reestructura de las secretarías tenía como finalidad hacer más eficiente a las instituciones con menos personal, algo necesario en nuestro país porque tenemos una burocracia enorme, en algunas ocasiones con funciones duplicadas e incluso, con una exageración en la distribución de actividades. Ya ni hablar de los sueldos exorbitantes, en el caso de la alta función pública.

El detalle es que, contrario a esto, en el 2020 incrementará el número de servidores públicos (la nómina, como decimos coloquialmente) del Gobierno Federal. No, dar empleo no es malo y México lo necesita, en especial cuando la generación de plazas de trabajo continuará desacelerada en el siguiente año.

La cuestión es que, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador prometió una cosa y está haciendo otra y no se entiende el por qué recortar personal en 25 secretarías si al final de cuentas terminará por incrementar el número de servidores públicos para el siguiente año.

Para cerrar, el aumento de las plazas de trabajo en el gobierno federal respalda tres puntos claves de la administración federal: combate a la delincuencia (por las plazas para la Guardia Nacional), mejorar el sistema de salud (por el personal médico que se contratará) y evitar la corrupción gubernamental (por los puestos en la SFP).

Eso significa que, será un error operar con más plazas de trabajo si los índices delictivos no disminuyen en el país. Tampoco tendrá sentido si no mejora el sistema de salud, lo cual es complejo porque el desabasto de medicamentos continua y eso no resuelve con más médicos (es bueno, pero no es toda la solución), de nada servirá mejorar la atención de los pacientes, si no hay insumos para tratarlos bien.

Y sin duda, serán plazas mal creadas si en el gobierno se siguen cometiendo actos de corrupción en los diferentes niveles de burocracia, erradicar la de los mandos medios y bajos es la tarea más difícil.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más artículos de este Autor