Fuerza Social por México, el partido de la Catem, una tradición sindical

#Columnista

Twitter: @gerardohdz_p

Sobre la mesa

Hasta ahora, sólo la CTM, CROC, Fstse y el sindicato de Pemex eran las organizaciones gremiales más representativas con una afinidad muy grande por un partido político, al menos sus dirigentes estaban estrechamente ligados al PRI.

Con el cambio de gobierno, no sólo hemos visto el nacimiento de nuevos líderes sindicales –Morena está formando su aparato gremial-, sino también nos encontramos con la creación de nuevos partidos políticos impulsados por esos nuevos rostros del sindicalismo mexicano, continuando la tradición.

Elba Esther Gordillo es quien inauguró esta nueva etapa y continuidad de la vieja práctica: sindicatos convertidos en partidos.

A pesar de que se intentó desvincular a la exsecretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) del proyecto de Redes Sociales Progresistas (RSP) para constituirse como partido, las mismas cabezas de la agrupación se han encargado de no dejar duda de que Elba Esther Gordillo es prácticamente la dueña.

Pero Redes Sociales Progresistas no sería el único partido de reciente creación con un vínculo sindical. Fuerza Social por México (FSXM) ya rebasó las asambleas estatales requeridas por el Instituto Nacional Electoral (INE).

La organización requería 20 asambleas estatales, la semana pasada el evento celebrado en Guerrero y con el apoyo de José Alberto Alonso Gutiérrez, el movimiento alcanzó 23 asambleas.

Sin embargo, con la asamblea constitutiva de Tamaulipas, con Ricardo Lizardi García como presidente y Juan González Lima como coordinador, el movimiento ya había rebasado el mínimo de asambleas solicitadas por el INE.

A pesar de ello, FSXM tiene un largo camino por recorrer, pues para constituirse como partido político se requiere mínimo de 233 mil 945 afiliados y sólo Redes Sociales Progresistas, Grupo Social Promotor de México y Encuentro Solidario son las únicas agrupaciones que han cumplido con la meta de afiliados, además de las asambleas.

En Fuerza Social por México han sido herméticos con los afiliados que llevan, pero sin las últimas dos asambleas en Guerrero y Tlaxcala -esta con 6045 afiliaciones, la más alta del país para el movimiento- apenas alcanzaba 146,948 afiliados.

Desde el interior de FSXM nos confirman que Pedro Haces, líder de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (Catem), está impulsando la constitución del movimiento como partido político, su partido político

Aunque el propio Pedro Haces se ha mantenido al margen del proyecto, nos cuentan, su mano derecha José Reynol Neyra González es quien está a la cabeza de todos los coordinadores estatales de Fuerza Social por México, aunque la presidenta del partido -en caso de lograr los requisitos- a nivel nacional será Cecilia Loria Marín.

Actualmente Pedro Haces es senador de Morena, suplemente de Germán Martínez. Su estancia en el Senado iba a ser por más tiempo, pero el exdirector del IMSS regresó antes de lo previsto.

Ahora parece que Haces busca desvincularse de Morena, formando su propio partido político que competiría en el próximo proceso federal por curules en la Cámara de Diputados -no habría de extrañarnos si el propio líder de la Catem se postula o va en las plurinominales- o quizá, sólo está impulsando un movimiento para darle más fuerza al partido que lo llevó al Senado, al tiempo. Eso es otro misterio sin resolver.

Lo que es un hecho, es que Pedro Haces se suma a la lista de dirigentes sindicales que buscan hacer vida política a través de sus propias agrupaciones. Nada errado, pues un partido les da más dientes para negociar; sin embargo, no es lo que se espera de los nuevos líderes gremiales y mucho menos de la disidencia de la CTM.

Lo que está ocurriendo con Redes Sociales Progresistas y Fuerza Social por México confirman que Morena no sólo tiene prisa por conformar su propio aparato sindical, sino que los nuevos rostros están apresurados por asegurar su permanencia.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más artículos de este Autor