El quinto llamado a Saul Goodman

#Columnista

Twitter: @JosManu31

ExPOPsión

La serie Better Call Saul (BCS) está lista para regresar a las pantallas este mes. La precuela de la famosa Breaking Bad (BrBa) tendrá su quinta temporada este año. Con esto, el universo creado por Vince Gilligan y Peter Gould comenzará a atar cabos pues algunos de los acontecimientos ya se aproximan al tiempo y espacio en el que se desarrolló BrBa.

Para aquellos que lo desconozcan, BCS se centra en conocer el pasado de James “Jimmy” McGill (antes que cambiara su nombre a Saul Goodman), personaje interpretado por Bob Odenkirk desde 2009. Su primera aparición fue en el episodio ocho de la segunda temporada de BrBa y en las cuatro primeras temporadas de su show personal hemos seguido sus aspiraciones desde joven y qué fue lo que lo llevó a ser el abogado protector de personalidades inmiscuidas en el crimen organizado.

Cada temporada de BCS los creadores han incorporado a la historia personajes conocidos para los fanáticos (como Mike, Gus Fring y Héctor Salamanca) y otros nuevos (como Kim, Chuck y Howard) han sido centro de atención en diferentes sub tramas para conectar el pasado con el presente expuesto en la serie protagonizada por Bryan Cranston (Walter White) y Aaron Paul (Jesse Pinkman), la cual dio inicio a un mundo lleno de metanfetaminas hace más de 10 años.

Esta quinta temporada es crucial para la reputación que ha creado este spin off, ya que el promedio en audiencia ha disminuido en cada entrega. La serie ha dado resultados similares al rating que logró BrBa, la diferencia radica en que BrBa comenzó con un promedio de 1.23 millones de televidentes y terminó con 4.32 millones, mientras que BCS comenzó con 3.21 millones de televidentes y la cuarta temporada logró 1.49.

Hasta el momento ha sido elogiada por la crítica, pero en las premiaciones no ha tenido la misma suerte que su antecesora. A lo largo de cuatro temporadas el elenco y la producción ha logrado un total de 17 nominaciones en los premios EMMY, incluyendo la categoría de “Mejor serie drama” cada edición, pero ningún año ha logrado la victoria. Si algo es cierto es que los galardones no lo son todo, pero a veces impactan en la memoria colectiva.

Todo va más allá de los premios, por ser del mismo universo de BrBa no han faltado las comparaciones entre ambas. Algunos fanáticos creen que una es superior a otra.

Por ejemplo, en 2018 el cineasta Guillermo del Toro (fiel seguidor de la serie) declaró que le agrada más BCS porque a su parecer es más “conmovedora” y piensa que Rhea Seehorn (Kim) es la clave para la dinámica presentada en la serie, y tiene razón, es el complemento y la buena conciencia de un Jimmy que busca imponer sus condiciones en todo lugar.

Kim fue cobrando más importancia en la trama de la serie y el destino que tendrá es una de las incógnitas que más causa intriga, pues nunca fue vista en BrBa. Las hipótesis de qué sucederá con Kim van desde una ruptura definitiva con Jimmy hasta la muerte, pero aún necesitaremos paciencia porque falta mirar la quinta y sexta temporada con la cual este programa dirá adiós definitivo y conectará todo lo que hasta el momento queda pendiente.

El estreno de BCS será por la cadena AMC el domingo 23 de febrero y un día después podrá verse en Netflix, lo único confirmado es mucha acción y el retorno de un viejo conocido: Dean Norris quien interpreta a Hank, el agente de la DEA que persiguió a Walter White hasta la muerte. ¿Están listos para llamar de nuevo a Saul Goodman?

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más artículos de este Autor