Opinión

¿El cine mexicano es malo?

En México existe un excelente cine, tenemos películas siendo reconocidas a nivel internacional en los festivales más importantes.
viernes, 17 de septiembre de 2021 · 15:54

Septiembre es ese mes donde a todos se nos sale lo más mexicano, festejamos con los colores de la bandera, comemos platillos típicos y escuchamos música regional. ¿Pero qué pasa con el cine mexicano?

Seguramente has escuchado a muchas personas hablar del cine mexicano y decir que es malo, que todas las películas son lo mismo, sin historia y con chistes de programa de televisión abierta. La realidad es que no es así, en México existe un excelente cine, tenemos películas siendo reconocidas a nivel internacional en los festivales más importantes, ¿por qué entonces se dice que el cine mexicano es malo?

La respuesta es más fácil, e irónica, de lo que parece, y es que el cine mexicano “malo” es lo que le gusta ver al pueblo de México, simplemente veamos los números. Las tres películas mexicanas más taquilleras de la historia son No Se Aceptan Devoluciones, de Eugenio Derbez; Nosotros los Nobles, protagonizada por Luis Gerardo Méndez y Karla Souza; y No Manches Frida, con Omar Chaparro y Martha Higareda.

Ahora, independientemente de si estas películas son malas o buenas, los números son muy claros, la gente paga por ver comedias o romances protagonizadas por actores muy populares salidos principalmente de la televisión; es por eso que se siguen produciendo y siguen acaparando las carteleras con sus estrenos, en pocas palabras son las que generan dinero.

Hablemos del otro cine, ese que es reconocido por la crítica y que muchas veces en México no llega ni a las carteleras, o tan sólo a alguna sala de arte donde debes buscar horarios muy específicos para verlas. Dejando de lado los clásicos como Amores Perros o Y Tu Mamá También, o incluso Roma que nos dio múltiples Oscars; me gustaría recomendar algunas excelentes películas mexicanas muy recientes con las que podemos empezar a apreciar el buen cine nacional.

Sin Señas Particulares estrenó hace apenas unas semanas, de hecho aún puedes encontrarla en algunas salas de cine; es un drama que sigue la historia de una madre que busca desesperadamente información relacionada a su hijo, quien desaparece tras salirse de su casa para emigrar a Estados Unidos. El filme fue basado en testimonios reales de familiares de personas desaparecidas, y toca temas sobretodo como la violencia que se vive en estados fronterizos y el peligro que esto representa para los migrantes. Sin Señas Particulares está nominada para los premios Ariel de este año.

Ya No Estoy Aquí quizás sea la más conocida de esta lista, por el hecho de haber sido producida y estrenada por Netflix, lo cual le da una plataforma más grande. Estrenó en 2020 y formó parte de importantes festivales como Tribeca en Nueva York y Morelia, además de llegar a las pre nominadas de los Oscar como Mejor Película Internacional. La película sigue a un chico de Nuevo León que tras ser amenazado por el crimen organizado, huye ilegalmente a Nueva York; es un filme muy interesante que nos muestra el choque cultural que vive alguien muy arraigado a un barrio mexicano para después dar un cambio completo de vida al llegar a un lugar del cual desconoce completamente.

La Camarista estrenó con excelentes críticas en el Festival Internacional de Cine de Toronto de 2018, y su estreno comercial fue en 2019, arrasando con los Premios Ariel de ese año y llegando a ser pre nominada a los Oscars. Es un drama que nos da un vistazo tras bambalinas de cómo es la vida de una camarera que trabaja en un lujoso hotel de la Ciudad de México, teniendo uno de los trabajos más agotadores y menos reconocidos de la actualidad.

Son tan solo tres recomendaciones de películas recientes mexicanas que valen mucho la pena, y que estoy seguro de que al darse la oportunidad de apreciarlas, muchos se quitarán ese estigma de que el cine mexicano es malo y todas las películas son lo mismo. 

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @pepetorres25

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.