Opinión

El dictamen no convenció

Solo hay tres certezas contundente en el dictamen final sobre la Línea 12 del Metro. Las dudas crecen por la redacción, y la presentación, de éste.
lunes, 13 de septiembre de 2021 · 18:32

Actos de poder

Más dudas, pocas certezas, pero contundentes estas últimas, fue lo que dejó la presentación del dictamen final sobre la Línea 12 del Metro. Las certezas son solo tres:

  1. El desplome de una trabe se registró el 3 de mayo de 2021, en el gobierno de Claudia Sheinbaum. En ese accidente trágico murieron 26 personas.
  2. Al sacar el reporte del mantenimiento de la Línea 12, el gobierno de la Ciudad de México acepta que, o no lo realizaron, o lo realizaron mal.
  3. No explicar la rehabilitación de la Línea 12 en 2014-2015 y 2017-2018, apuntala la idea de que en esos trabajos echaron a perder la obra civil.

Las dudas crecen por la redacción, y la presentación, del dictamen

a.- ¿Por qué el gobierno de la Ciudad no informó que DNV presentó una denuncia por la ruptura de la cadena de custodia de los elementos del colapso que la empresa envió a sus oficinas de Estados Unidos para ser valoradas?

b.- ¿Por qué el gobierno capitalino no realizó trabajos de mantenimiento en la Línea 12 en 2019 después de que se revisaron las estructuras con drones y que muestran una “deflexión” (cambio de dirección) que ya señalaba fallas en la estructura de las trabes? (página 77, figura 48 del dictamen).

c.- ¿Por qué el Metro o el gobierno de la Ciudad no atendieron las fallas registradas en 2015 y 2017 (página 80, figura 51 del dictamen) pues al encontrar humedad y eflorecencia y deformación del refuerzo longitudinal que alertaban de una falla?

De las dudas b y c debemos añadir que el dictamen señala que hay deflexiones negativas pronunciadas (figura 47). Aún más, los peritos de DNV revisaron imágenes de Google Street View de 2011, 2015, 2017, 2018, 2019 y 2020. En ese punto lo hacen para resaltar que la deflexión negativa es significativa en el tramo del colapso y que la humedad y al eflorecencia muestran la progresión de la humedad de 2015 a 2017. 

Lo anterior resulta importante ya que:

 No hay muestra de humedad en 2011 (la obra fue entregada parcialmente por el gobierno de Marcelo Ebrard 2012 y la entrega definitiva en febrero de 2013. Si DNV detecta por las imágenes recabadas que la humedad comienza a registrarse en 2015, justo después de la rehabilitación del primer cierre (2014-2015) y se nota su avance en 2017, ¿qué sucedió en ese lapso con el mantenimiento?

El dictamen asegura que la deformación del refuerzo longitudinal de la parte colapsada se identificó por primera vez en enero de 2017.

Con todas estas evidencias, el gobierno de la Ciudad de México asegura que los daños que pudieron incidir en el desplome eran invisibles.

Las fotografías que muestran hacen a esas fallas muy visibles

Cuando el gobierno y la empresa aseguran que el sismo de 2017 no afectó la estructura de la Línea 12 por estar cimentado en roca, no nos explican cómo es posible esto si en el sur de la Ciudad de México, en la región que comprende las Fallas de San Lorenzo Tezonco y Santa Catarina, las fracturas que se registraron en los sismos de 1985 y 2017 se localizaron, precisamente, alrededor de las estructuras volcánicas (las rocas en donde dicen, implantaron la cimentación).

El dictamen solo convence a quienes lo quieren utilizar políticamente con miras en el 2024.

A quienes tienen dos dedos de frente, definitivamente no les convence.

La Letrina. Me dicen que, dentro de MORENA, en el sector más puro de ese partido, no les hace sentido la invitación del presidente López Obrador a los exgobernadores Quirino Díaz y Antonio Echeverría para ser parte de su gobierno. La confusión, que es profunda, radica en que ayer eran enemigos, pro fifís, camajanes y miembros de la mafia del poder. ¿De qué se perdieron los puros?

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @Fercoca

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.