Opinión

Cannabis y depresión

Los trastornos por depresión y ansiedad son padecimientos que pueden tener efectos no solo en el bienestar de la persona que los padece sino también en su contexto social y su ámbito laboral.
martes, 17 de agosto de 2021 · 17:19

Los trastornos por depresión y ansiedad son padecimientos que pueden tener efectos no solo en el bienestar de la persona que los padece sino también en su contexto social y su ámbito laboral. Sus síntomas pueden variar entre leves y severos, desde la pérdida de interés en las actividades, la alteración en el peso, la dificultad de concentración, hasta llegar a los pensamientos de muerte o suicidio.

Sus causas pueden ser de origen bioquímico, genético, psicológico o médico y generalmente es tratada como una condición de desequilibrio que responde a la administración de medicamentos  inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO),  antidepresivos tricíclicos (ATC) e inhibidores selectivos de la receptación de serotonina.

De lo anterior se deriva otro gran problema: la adicción al Rivotril y otras benzodiacepinas, pues en lo general estos medicamentos son altamente adictivos. A un corto tiempo de su uso, las personas pueden volverse dependientes de ellas, dado que una vez que sus efectos desaparecen, el cerebro entra en un estado de hiperactivación, lo que resulta en ataques severos de ansiedad que puede conducir a insomnio e inestabilidad emocional.

Con más de 60 cannabinoides diferentes, cientos de terpenos diferentes y muchos otros químicos, puede ser difícil identificar el mecanismo detrás la planta de cannabis que puede resultar una alternativa para tratar la depresión, sin embargo, el CBD se presume como un buen candidato para aliviar los síntomas de esta enfermedad, ofrece sus beneficios antiinflamatorios como principal mecanismo terapéutico así como su capacidad de promover el equilibrio de la serotonina y la dopamina.

Son muchos los estudios científicos de investigación que respaldan esta idea. Los primeros estudios en animales encontraron que el CBD era capaz de inhibir la receptación de serotonina en las sinapsis que es un mecanismo común de los antidepresivos farmacéuticos para tratar la depresión. Sin embargo no existe aún un nivel de investigación suficiente en este rubro, sigue siendo una puerta de salida trasera ante un padecimiento limitante en muchos ámbitos, desesperante para el paciente y sus seres queridos y frustrante ante la disminución de la capacidad de actuación en el entorno social.

Si bien es cierto que el aceite de CBD es una herramienta excelente para aliviar los síntomas de la depresión, es importante saber que su uso debe ser prescrito por un especialista, y en el contexto de un tratamiento de medicina funcional e integrativa que se complemente con otras técnicas, nutricionales y de descarga emocional.

El 2020, nos trajo con la pandemia un motivo para reflexionar acerca de la vida y de la muerte, fueron muchos los que no tuvieron la oportunidad de seguir viviendo y otros tantos, como sobrevivientes del virus, andamos por un camino incierto con las secuelas del “Covid largo”, ante los restos del naufragio y de una segunda y tercer ola de contagios el mundo se quedó estacionado en la trama de lo que pareciera una película de ciencia ficción que ha generado una crisis en la sociedad, la histeria colectiva, el duelo y la impotencia ante las pobres y a veces inexistentes políticas públicas para enfrentar el estado de emergencia han sumergido  los ciudadanos en una depresión difícil de enfrentar,  el conocer otra opción puede contribuir en la sanación de una raza humana que hoy más que nunca, conoce el dolor.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @PaolaRodc31

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.