Opinión

La complejidad turística en tiempos de pandemia

El turismo es mucho más que la ocupación hotelera en temporada alta y la demanda de pasajes aéreos.
martes, 6 de julio de 2021 · 17:17

Para cualquier país cuya economía esté conformada, en buena parte, por el sector de servicios, el turismo es una rama estratégica, y cualquier cifra que muestre resiliencia del sector en medio de una pandemia, es una nota positiva. El turismo es mucho más que la ocupación hotelera en temporada alta y la demanda de pasajes aéreos. Por un lado, es junto con la construcción, una de las actividades económicas más transversales, porque detona, complementa o cataliza muchas otras; por otro lado, pero relacionado con lo anterior, hay muchas clases de turismo, y el recreativo es sólo uno entre tantos, como el médico, de negocios o el académico. Así, es alentador saber que México mostró números mejores a lo esperado en la llegada de turistas durante 2020, y fue el tercero menos afectado dentro de una lista de 47 países emergentes observados por la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo. Claro que hubo una afectación mayúscula, y el turismo seguirá siendo, por varios años, uno de los sectores de apoyo prioritarios para los gobiernos en México y el mundo, para lograr tener las condiciones de antes de la crisis sanitaria. Las llegadas de turistas a México se redujeron de 46%, una afectación que sólo fue menor para  Madagascar (-43%) y Laos (-17 por ciento). En América Latina, destacan las caídas de Perú (-79%), Ecuador (-75%), Colombia (-72%) y Costa Rica (-6.8 por ciento). Así que a nivel mundial y regional, México amortiguó en lo posible el daño, pero además se encuentra en una mejor posición para la reconstrucción del sector.

Lo que hay que tener en cuenta es que a nivel mundial la caída en el mismo período fue de 74%; el primer trimestre de 2021 no ha sido mejor, pues la caída de viajeros se estima en 88%. Naturalmente, los nuevos confinamientos en muchas partes del mundo y la desconfianza prevalente de las personas a viajar y a recibir viajeros es un factor determinante. Empero, cabe destacar que pese a la opinión de los especialistas de que no se lograrán los niveles de pre pandemia hasta después del 2023, nuestro país también es un caso especial en la prospectiva de recuperación, pues, según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, el país ha recuperado 86% de la demanda aérea en sus reservaciones para la temporada alta de verano, por lo que para 2022, estaría esta totalmente recuperada. 

Finalmente, hay que reconocer que desde antes de la crisis, ya había una tendencia de desaceleración del turismo, luego de una década de crecimiento. Esto es importante porque la normalización eventual no implicará regresar completamente al estado que había antes de la pandemia, y mucho menos a los años de gran dinamismo posteriores a la gran crisis de 2008. Algunos componentes, como la industria de aviación civil, están en un punto muerto en el que hasta las más grandes tienen problemas para conciliar los costos con las utilidades, y el turismo de cruceros, fundamental para ciertos países, no tienen para cuándo reactivarse, por obvias razones. Tendrán que reinventarse.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @AnaCecilia_Rdz
 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más de