Opinión

Maratón CDMX… casi es la hora

Corredoras y corredores que han compartido su historia en esta columna ya tienen listos los tenis para correr su primer medio maratón.
domingo, 11 de julio de 2021 · 17:50

Pisando Fuerte
El corredor recreativo y su mundo

Las manecillas del reloj que marcan el regreso a las carreras presenciales parece que están al cuarto para las 12; a nada se ven venir otra vez esos millares de corredores en las calles. Para el caso de la Ciudad de México además de las fechas del medio maratón (último domingo de septiembre) y del maratón (último domingo de noviembre), los organizadores ya lanzaron la convocatoria para la venta de stands en las respectivas expos en las que suelen recogerse los paquetes de los participantes.

Esta, parece, ha sido una señal inequívoca para muchos corredores, por lo que ven como inminente la realización de ambas carreras; y a la espera de la venta de inscripciones, ya muchos entrenan para participar en alguno de estos dos eventos (o en ambos) organizados por el Instituto del Deporte de la CDMX.

Más allá de juzgar si es o no pertinente la realización de este tipo de eventos masivos, al momento de escribir esta columna todo indica que, así como las autoridades han tomado diversas decisiones sobre la vuelta a la nueva normalidad, habrá maratón en la CDMX.

La expectativa de la realización de estas tradicionales carreras en la vida de la ciudad se ha dejado sentir en la comunidad de corredores. Aproximadamente desde hace ya dos meses los corredores de la CDMX se dan cita en los diversos espacios para correr e incluso en las calles ya se respira ambiente de maratón; claro, no dispongo de casa encuestadora, así que solo está mi percepción de ciudadano y sobre todo de corredor-trotador.

En mi caso, por la pandemia tardé 14 meses en regresar a correr a uno de los lugares favoritos para la comunidad de corredores de la CDMX; la segunda sección de Chapultepec, y había que llegar más o menos a las 6:30 para encontrar estacionamiento, mi regreso a este lugar se vio sorprendido por la cantidad de visitantes: ciclistas, familias enteras paseando niños y mascotas, jóvenes en patines y sobre todo muchas personas caminando.

Desde entonces, cada sábado sigo asistiendo a la 2da Sección de Chapultepec para hacer mi distancia y poco a poco esa cantidad de visitantes ha bajado sensiblemente, ahora es poco común ver gente paseando por la mañana y en cambio se miran muchos corredores.

Los grupos de corredores cada vez se observan más nutridos y los entrenos de cuestas y ritmo están por todos los recovecos de este lugar sobre todo en la pista de El Sope; en tanto que, en la Torre Virreyes, mucho mejor conocida como El Dorito, se estiran los corredores tras haber terminado sus rutinas de fin de semana; y es común escuchar entre los amigos y conocidos que ya entrenan para el maratón o el medio maratón.

Estoy seguro de que lo mismo sucede en Los Viveros, Cuemanco, Bosque de Aragón, Bosque de Tlalpan, El Ocotal, La Pila, El Desierto de los Leones, Paseo de la Reforma y la 1ra Sección del Bosque de Chapultepec, las calles y parques de las diferentes colonias de esta ciudad reciben a los corredores y muchos de ellos entrenan de cara al maratón.

Corredoras y corredores que han compartido su historia en esta columna ya tienen listos los tenis para correr su primer medio maratón y otros para su primer maratón; es indudable que la sola expectativa de que sí se van a realizar estas carreras ya activó los molinos de viento que diseminan los olores de fiesta que viven las ciudades sedes de un maratón.

No me toca juzgar lo que parece está a punto de suceder con la puesta en marcha de los preparativos de las autoridades para que se corra el maratón de la CDMX, es verdad que la llamada tercera ola de COVID no ha despuntado y que las nuevas variantes del pinche coronavirus son más agresivas, tal vez la apuesta de las autoridades sea solo inscribir quienes están ya vacunados, tal vez pidan prueba de antígeno o PCR, tal vez los limiten a pocos corredores, tal vez no se haga… tal vez cómo está de incierto el panorama cuando hablamos de carreras presenciales nada más nos queda la especulación, nada se ha escrito aún.

Mientras pasan los días y nada se dice sobre la eventual cancelación del maratón de la CDMX, las especulaciones se esparcen como confeti en carnaval y la única verdad es que la comunidad de corredores está dividida en este tema, ya que hay quienes cuestionan que se vaya a llevar a cabo y desde luego no piensan participar, y los que entrenan a paso firme para correr de nueva cuenta o por primera ocasión los 42.2 kilómetros, pero ambos grupos no dejan de correr.

Me parece que los habitantes de esta ciudad llena de palacios, de calles y autos todo el día, incontables restaurantes, poblada de gente madrugadora y trabajadora, todos tenemos una gran ventaja y es correr por calles y calles en las que sumar 42.2 kilómetros es muy fácil y en caso de que el maratón tampoco se corra este año, nosotros salgamos a correr y hacer una fiesta de corredores sin que nadie nos convoque y nada más por el pinche gusto de salir a correr, y seguro ahí sí vamos a coincidir los que están a favor y los que están en contra, porque a favor de correr todos estamos, estamos todos.

Para ver:

La carrera de Brittany (en inglés: Brittany Runs a Marathon”). Es una comedia basada en el caso real de Brittany, que con un ritmo de vida un poco alejado de hábitos de los llamados sanos, decide que es tiempo de frenar ese ritmo y de escribir otra partitura, por lo que entrena para correr el maratón de Nueva York… no te cuento más, pero te aseguro que te va a gustar y la vas a disfrutar, yo la vi en Amazon Prime.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @gdlpedro

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.