Opinión

El Vino en México (I): Varietales en el Valle de Guadalupe

El Valle de Guadalupe es un término que generaliza los diversos valles que están al oriente de Ensenada y que en conjunto, representan la región vitivinícola más importante del país.
jueves, 1 de julio de 2021 · 16:18

Tuve la oportunidad de visitar la región vitivinícola más importante de México en días recientes (me refiero al Valle de Guadalupe). Tomé un vuelo desde Washington, D.C. hasta San Diego, donde pasé algunos días entre trabajo y vacaciones, y posteriormente crucé a México por Tijuana en carro, para llegar hasta Ensenada y el Valle de Guadalupe por tierra, después de conducir por una hermosa carretera escénica a la orilla del mar (¡un espectáculo tremendo, que vale la pena llevar a cabo!). Desde San Diego, el tema de los vinos hizo su aparición; y no resulta extraño dado que el estado de California – en su conjunto – representa la zona de producción de vinos más importante de todo Estados Unidos. En el famoso “Seaport Village” de dicha ciudad visité una casa de producción de vinos urbana (o “virtual”), es decir, no producen sus propias uvas ni tampoco tienen un viñedo o instalaciones para producir vino, sino que compran la fruta y la procesan en instalaciones que rentan, para luego ponerle al vino su propia etiqueta y venderlo como tal.

Cruzar la frontera desde San Diego a Tijuana es toda una experiencia de contrastes, cuanto más si posteriormente pasamos por Puerto Nuevo a comer tacos de langosta; y dado que yo soy “norteño” (del hermoso estado de Durango), las tortillas de harina son enormemente apreciadas. Ni qué decir de los “pleitos” con mi esposa que, siendo de la Ciudad de México, discutimos sobre si las quesadillas llevan queso o no (ya sabrán mi respuesta: ¡si son quesadillas, siempre llevan queso!). Pero una vez dicho lo anterior, y antes de hablar de otras cosas, y dado que escribiré una serie de artículos sobre el vino en México, comenzaré a hablar sobre el Valle de Guadalupe, sus características y las uvas que se producen en esta región.

Como es bien sabido por muchos, el “Valle de Guadalupe” es un término que generaliza los diversos valles que están al oriente de Ensenada (Valle del Porvenir, Valle de Guadalupe, Valle de Ojos Negros, etc.) y que en conjunto, representan la región vitivinícola más importante del país. Sus características principales son las siguientes: tiene un clima caluroso que durante el día proporciona calor y luz solar para la maduración de las uvas, pero al mismo tiempo, durante la noche, la temperatura baja dando un descanso para que las uvas desarrollen mejores sabores y aromas. La cercanía al mar y la brisa de este genera neblina y bruma que se disipa con el sol y los suelos tienen minerales que también les otorgan un sabor particular a las uvas (inclusive salado, en algunos casos).

Mi vino favorito del “Valle de Guadalupe” es aquel producido con la uva “Nebbiolo” que es un varietal italiano que ha encontrado en este rincón de México un lugar para brillar con luz propia. Nebbiolo proviene de la palabra “nebbia” que significa “niebla”; por ende, el “Valle” es el lugar perfecto para ello. Un vino con cuerpo robusto y taninos firmes, de color intenso y sabores afrutados que marida muy bien con la comida de moda de la región (llamada Baja-Med, por ser Baja Californiana y Mediterránea, de acuerdo con la tendencia actual). ¿Lo mejor del vino en el “Valle”? Que no han tenido miedo de experimentar con mezclas que serían muy poco convencionales en otros lados del mundo, produciendo vinos de excelente calidad, originales de esta región y con un potencial muy alto de competir con cualquier vino del mundo.

En las próximas semanas seguiremos hablando del vino en México, pero mientras tanto, ojalá que tengan una copa en mano para brindar. ¡Hasta la próxima!

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @BeyondTheGrapes

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.