Opinión

Maribel, cuando correr es una invitación a ser creativos

Para Maribel correr es una manera de soñar; corremos con la cabeza en alto, la vista fija al frente y la mente literalmente va volando.
domingo, 6 de junio de 2021 · 18:49

Pisando Fuerte
El corredor recreativo y su mundo

Maribel empezó a correr porque un día su entonces novio la invitó a trotar a los Viveros, ese espacio que pareciera un espejismo al sur de la Ciudad de México que se resiste a cambiar árboles por edificios. Dos hijos después y muchos años al lado de Pepe, a Maribel la han llevado a seguir sumando kilómetros a sus piernas, pero sobre todo a su creatividad.

Sin ningún compromiso más el que ella misma asume cuando llega el momento de ponerse los tenis, se levanta lo más temprano que le permite su oficio de periodista (la mejor en su tema, por mucho) mezclado con ama de casa y madre; y afirma que, para ella, la mejor hora para correr es temprano, antes de que se ponga el Sol. Y ahí, entre paso y paso, es más reportera que nunca, porque la soledad de correr le da la creatividad de planear temas y temas para contar la realidad de salud de este país.

Para ella, correr es creatividad y no habrá en el mundo corredor que la desmienta… tal vez por eso seamos corredores recreativos, tal vez, Maribel nos dice que ha comprobado que al correr se le ocurren ideas fantásticas, “se me prende el foco y muchas ideas no las llevo a la práctica, pero muchas otras sí y de esa manera resuelvo asuntos pendientes y lejos de ser un obstáculo la corrida ahora sé que es un complemento ya indispensable en mi vida”.

Maribel está convencida que correr es una actividad que la ayuda a ser más eficiente y efectiva en su qué hacer cotidiano, el que va desde hacer una columna que pasa por algún reportaje o entrevista, hasta dar su opinión en algún programa de TV o conducir a los invitados en su plataforma digital dedicada a los temas de salud de la mujer, y afirma que si no corriera “no podría tener la productividad que tengo”.

Ella es una gran periodista, la mejor en su especialidad que es la industria de la salud, pero antes que nada Maribel es una gran persona, y al parecer por eso cumple a cabalidad la sentencia de Ryszard Kapuściński, que afirma que las malas personas no pueden ser buenos periodistas, y añade que si se es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias. Y convertirse, inmediatamente, desde el primer momento, en parte de su destino.

Correr se ha vuelto parte de un equilibrio para Maribel, incluso durante los puntos más álgidos de la pandemia nunca dejo de salir a la calle, aunque tiene caminadora en su casa prefiere salir a correr al exterior y por eso descubrió las calles desiertas en las mañanas al correr, incluso dando vueltas y vueltas alrededor de los Viveros que permanecieron cerrados.

Y desde luego que corre por placer, “es un momento conmigo, es un placer enorme cuando salgo con mis tenis, mi ropa cómoda… me pongo mis audífonos y escucho podcats, conferencias, libros o alguna entrevista que tengo pendiente, se trata de un tiempo que disfruto, que me relaja y me enriquece, eso es lo que me da correr”.

Maribel espera el regreso de las carreras, tiene en sus piernas varias de 5K, 10K y 21.1K, y quiere con todo el corazón preparase para un medio maratón más, prefiere esperar que participar en una carrera de las llamadas virtuales.

A ella la han inspirado corredores del día a día, como tú y como yo, por eso exhorta a las personas a correr. Y valora lo que da correr, que es competir con uno mismo con nadie más, les recomienda “que se pongan los tenis e intenten el primer paso, ése es el más importante… láncense a correr; y así, poco a poco cada uno va descubriendo su estilo y la velocidad en la que cada quien se siente bien, pero todos deberíamos conocer lo bueno de ir sumando kilómetros y kilómetros”.

Pienso en lo que para Maribel significa correr y recuerdo una reflexión de Haruki Murakami: Para mí, correr a diario es vital, de modo que no puedo aflojar o dejarlo solo porque esté ocupado.

Si tuviera que dejar de correr solo porque estoy ocupado, sin duda no podría correr en mi vida. Y es que razones para segur corriendo no hay más que unas pocas, pero, si es para dejarlo, hay para llenar un tráiler.

Concluyo que la experiencia de corredora de Maribel es que correr es una manera de soñar; corremos con la cabeza en alto, la vista fija al frente y la mente literalmente va volando entre las nubes de nuestros pensamientos, pero los pies deben de ir siempre en la tierra; así se corre, no hay otra manera, y para Maribel levantarse a correr es abrir una ventana para llenar un espacio que no se puede llenar de otra manera y estoy seguro que es así para muchos corredores; al menos, para mí sí lo es.

A Maribel le gusta correr con:

Tenis: Nike

Playera: La marca que sea, pero que sea floja

Short: La marca que sea, pero que sean licras flojas

App: RunKeeper

Para leer

Maribel nos recomienda:

Jean-François Revel y Matthieu Ricard. El monje y el filósofo. Para Maribel ha sido uno de los libros que más la inspirado, y se trata de un debate entre padre e hijo enfrentados por visiones diferentes del mundo y de la vida, es un encuentro de ideas entre ambos con dos conceptos que, en principio, podrían parecer disímbolas entre sí, pero que tal vez no lo sean del todo, no dejes de leerlo, yo lo voy a hacer.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @gdlpedro

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.