Opinión

El legado de Hipócrates Nolasco

Estos fueron los triunfos y fracasos de su administración como presidente del Consejo Regulador de la Calidad del Mezcal.
jueves, 3 de junio de 2021 · 14:30

El 31 de mayo de 2021 Hipócrates Nolasco dejó la presidencia del Consejo Regulador de la Calidad del Mezcal (CRM) tras nueve años de haberla asumido.

No obstante, los grandes logros y fantástico crecimiento que su larga administración obtuvo, nos deja un CRM dividido, asfixiado por una lucha intestina hambrienta de poder, una Denominación de Origen (DO) con frentes legales abiertos contra cuatro estados y contra la Dirección General de Normas (DGN). Se va, dejando el órgano regulador paralizado y bajo especulaciones sobre la calidad de la regulación.

Durante su último ejercicio de gobierno, Nolasco informó que en 2020 se elaboraron 7,846,251 L de Mezcal. Es justo recordar que cuando tomó las riendas solo se hicieron 980 mil litros. El estado de Oaxaca elaboró el 92.7% de estos, en 2012 solo hacia el 77.4%. El Mezcal se llevó a 72 países por 313 marcas, mientras que en 2012 solo eran 68 marcas las que exportaban.

Los EEUU adquirieron el 73.8% del Mezcal exportado, siendo España el segundo con tan solo el 4.9%. El valor de la categoría lo plantea en 8,210 millones de pesos con un aumento del 18% desde 2015. ¡Impresionante!

Otro logro tangible es la capacidad de regulación que consiguió, con una mecánica digna de elogio, capaz de regular en la DO más grande del mundo, dar rastreo a los agaves utilizados y otorgar útiles de control como los hologramas a cada botella examinada y la protección legal al nombre Mezcal en las fronteras del país.

Sin duda el triunfo más grande de su administración fue la puesta en marcha de la NOM 070 CSFI 2016 que sustituyó la anterior y que le otorgó una personalidad única al Mezcal.

Del otro lado, al CRM lo deja con Frentes legales abiertos en contra de Morelos, Sinaloa, Estado de México y Aguascalientes, que pretenden ser parte de la Denominación de Origen Mezcal (DOM), y contra la DGN, que autorizó que otros reguladores pudiesen hacer el trabajo que ellos realizaban exclusivamente. No sabemos si existe la voluntad o siquiera la capacidad de darles continuidad.

Sin duda, el principal fracaso de la administración de Nolasco fue la de no asegurar un relevo de poder pacifico y en consenso. En efecto, Hipócrates apostó por una asamblea de delegados, argumentando la pandemia, mientras que las bases lo rebasaron y se organizaron por una asamblea general sin legalidad, pero buscando legitimidad de bases, donde se nombró a Abelino Cohetero, quien fungió como mano derecha de Nolasco Cancino en el CRM, como el nuevo presidente. Mientras, los delegados eligieron a Jorge Vera, presidente del clúster Mezcal Oaxaca como nuevo presidente. Vera Renunció tras ser nombrado, pero no sin antes llamar a elecciones generales en un esfuerzo de unificación y reconciliación. Cohetero, fuerte de su legitimidad se ha negado hasta este momento a tomar la mano que se le tiende. Juanito Martinez es hoy en día quien ocupa el lugar de Hipócrates.

La guerra sucia ha causado mucho daño a la reputación de nuestra industria, la cual se quiere prestigiosa y sin mancha para poder acceder a los mercados de altísima gama.

Se fue Hipócrates. Deja una industria robusta, con proyección internacional, capaz de hacer mucho más en cuanto a calidad y sustentabilidad, con las bases para que los reguladores futuros hagan un buen trabajo, un grupo de promotores de la categoría en el extranjero para seguir aumentando el prestigio y el conocimiento del Mezcal en otros horizontes, pero también nos hereda un CRM en agonía, dividido, mal reputado y haciendo agua. Quizá sea tiempo de cambios.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @ElixirGospeller

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.