Opinión

Pandemocracia

Nuestros instrumentos de gobierno están diseñados para gestionar epidemias y no pandemias.
martes, 29 de junio de 2021 · 17:01

Daniel Innerarity -director del Instituto de Gobernanza Democrática y profesor en el Instituto Europeo de Florencia- escribió un texto iluminador en donde delibera sobre el desconcierto global ante una crisis que puso de manifiesto que no estamos suficientemente preparados para gestionar problemas complejos y que los actuales modos de gobernar son claramente insuficientes en el mundo en que vivimos.

Nuestros instrumentos de gobierno están diseñados para gestionar epidemias y no pandemias, en tanto que son instituciones locales y no globales”, advierte. “De ahí la primera sensación de impotencia frente a un fenómeno que exigía y exige una mayor integración política de la humanidad, en la línea de fortalecer las instituciones transnacionales”.

En este momento excepcional de la historia -el cual se prolonga y persiste-, comparto algunas líneas de este catedrático de Filosofía Política para el debate y la reflexión.

“En los momentos de crisis las urgencias ponen en un primer plano a las personas prácticas, a quienes organizan y deciden, asumiendo unos riesgos que a cualquiera le sobrepasarían”

“Los titubeos de los primeros momentos de la crisis manifiestan que nuestro pensamiento dominante es líneal”

“Esta crisis tiene lugar en un momento de desorganización de la vida, crisis climática, descomposición social acelerada, descrédito de los gobiernos y sistemas políticos, fragilidad financiera… crisis estructural permanente en la que toda estabilidad no es más que una apariencia o intervalo de una creciente inestabilidad”

“Las crisis solo enseñan a quien estaba en disposición de aprender y mucho me temo que nuestras sociedades, pese a las repetidas advertencias que nos ha hecho la historia en este siglo XXI -tan salpicado por circunstancias como el terrorismo, cambio climático, crisis económicas- han demostrado una gran pereza para entender que enseñanzas nos daba cada una de ellas y abordar la correspondiente modificación institucional”

“En el extremo de la conspiranoides la explicación tranquilizadora es que el virus se ha creado en un laboratorio (cuando lo cierto es que su origen se debió a procesos naturales), pero también nuestras razonables autoridades dirigen la responsabilidad hacia los individuos y descargan así la institucional (debilidad del sistema sanitario público, falta de previsión y estrategia en los gobiernos)”

“Esta crisis no fue ni es el fin del mundo, sino el fin de un mundo. Lo que se acabó hace tiempo y no terminamos de entender su fallecimiento, es el mundo de las certezas, de los seres invulnerables y el de la autosuficiencia”

“…acostumbrarnos a vivir y gobernar un mundo en el que hay muchas cosas que desconocemos, en el que las decisiones son arriesgadas y la información incompleta”

“Hay tres cosas que los líderes populistas detestan: el saber experto, las instituciones y la comunidad global”

“Tendríamos que salir de esta situación con un estilo de gobierno más cognitivo y menos ideológico”

“Esta crisis del coronavirus amenaza principalmente a los mayores, mientras que la crisis climática perjudica más a los jóvenes, que padecerán sus efectos más que quienes la han provocado o no han hecho lo suficiente para detenerla”

“Las situaciones de alarma no suspende el pluralismo, el cual sigue intacto y el normal desacuerdo seguirá existiendo”

“La eficiencia totalitaria, si es que existe, nunca tiene como objetivo la protección de los ciudadanos, sino la supervivencia del régimen”

“De las ruinas no surgen necesariamente el nuevo orden y el cambio puede ser a peor. Los tiempos de crisis pueden llevar a ciertas formas de desestabilización que representen una oportunidad para los autoritarismos y populismos iliberales”

“No estamos en un momento de evitar absolutamente el riesgo, sino de gestionarlo y aprender a vivir con él”

“Si el virus llegó tan lejos en China y tuvo efectos tan devastadores no fue por la excesiva globalización, sino porque globalizaron el virus pero nacionalizaron la información”

“La globalización no se va a detener porque asi lo decidamos o así lo decreten los gobiernos (…) tenemos que arreglar el barco en plena navegación”

“Esta crisis nos recordó nuestra ineludible condición corporal y la virtualidad no nos otorga una especia de inmunidad frente al contagio”

“El presente funciona como una gigantesca distracción, que prestamos una atención obsesiva a los inmediato (…) nuestra capacidad estratégica y de previsión es escasa”

“Cuanto mas organizamos el campo de batalla en buenos y malos, o en amigos o enemigos, mas disminuye nuestra capacidad de distinguir lo falso de lo verdadero… interpretamos los errores como maldades y salimos del universo del aprendizaje y nos adentramos en el de la culpabilidad”.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @AGuerreroMonroy

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más de