Opinión

El camino y huella del Orgullo LGBT+

Tienen sus raíces en la ardua historia de grupos minoritarios que han luchado, durante décadas, para superar los prejuicios y ser aceptados por quienes son.
martes, 29 de junio de 2021 · 17:01

El mes del Orgullo LGBT+ nuevamente llega a su fin, pero no sin dejarnos la reflexión que la inclusión y la diversidad deben celebrarse siempre, pues al igual que otros movimientos sociales en nuestro país, el camino no ha sido fácil.

Desde 1970, se conmemora el 28 de junio, el Día Internacional del Orgullo LGBT+, para luchar por la igualdad y dignidad de las personas pertenecientes a la comunidad. Las reuniones, marchas y celebraciones que se realizan alrededor del Orgullo LGBT+, tienen sus raíces en la ardua historia de grupos minoritarios que han luchado, durante décadas, para superar los prejuicios y ser aceptados por quienes son.

En México, la primera marcha del Orgullo LGBT+ se llevó a cabo en 1979, pero no fue hasta el 2010, que se aprobó por primera vez el matrimonio entre personas del mismo sexo en la capital del país y actualmente es legal en 11 entidades: Baja California, Campeche, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nayarit, San Luis Potosí y Sinaloa. Ese mismo año, se legalizaron las adopciones por parejas del mismo sexo en la Ciudad de México, lo que se ha expandido a 8 estados más hasta el día de hoy.

Estos hitos nos demuestran que, a través de las décadas, la celebración del Orgullo LGBT+ se ha convertido en un espacio recreativo para festejar las libertades que ha obtenido la diversidad sexual, pero no se debe olvidar que la lucha contra la discriminación aún no ha terminado y que existe un largo camino por recorrer. En muchos aspectos, México ha caminado en la dirección correcta en materia de inclusión y respeto a la diversidad, pero aún hay muchas acciones por tomar para transformarnos en una sociedad mucho más integral y plural. La libertad de ser quien somos y amar sin prejuicios, no debería ser solo un mes, sino una cotidianidad.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @marisahurtadom

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.