Opinión

Hachís vs marihuana

El desconocimiento acerca de cualquier tema, representa un freno y una percepción equívoca en los individuos.
martes, 22 de junio de 2021 · 17:24

La falta de información es el principal problema que enfrenta un usuario de cannabis en el país. El estigma social y el vacío legal en torno a su uso deriva de un modelo prohibicionista que deja al usuario en medio de una política errada y la violenta lucha contra el mercado ilegal.

A medida que se camina hacía la legalización, va en aumento el conocimiento de la planta, sin embargo, aún existe enorme confusión al respecto de los activos por los que en el discurso de los defensores y detractores, se gesta el debate sobre el beneficio y el perjuicio de su consumo.

Aunque el hachís y la marihuana se consumen de manera similar, la diferencia radica en los niveles de THC (tetrahidrocannabinol) que contienen. La hierba o marihuana es la forma de cannabis más comúnmente consumida y la menos potente pues la concentración del THC es menor.

El hachís, es un producto obtenido del cannabis a partir de su resina en bruto, a través de diversas formas de extracción de sus flores.​ Esta resina se presiona obteniendo una masa de color variable, generalmente marrón, pero también verde, amarilla o rojiza, dependiendo de la variedad de la que se obtiene y de la pureza. El hachís se fuma en cigarrillos o pipas y a menudo es mezclado con tabaco.

El contenido de THC del hachís suele ser de 20 a 80%, y aunque se ha demostrado que el hachís es menos adictivo que el alcohol o la nicotina, es fácil volverse dependiente ya que afecta a las partes placenteras del cerebro. Cuando aparece la adicción, los consumidores suelen experimentar pérdida de motivación, depresión, agitación, ansiedad, trastornos del sueño y pérdida de apetito como síntomas de abstinencia principales, mientras que las flores de marihuana pueden tener desde un 2% hasta un 25-26% de THC, y suele ser de color verde y de olor intenso, y aunque normalmente se consume fumada en pipa o cigarrillos, también se puede cocinar, preparar para hacer infusiones, aceites, mantequilla, etcétera. El hachís, por otro lado, se suele presentar, en su forma final, en placas, barras, bolas o en polvo de resina prensado.

Es un hecho que el desconocimiento acerca de cualquier tema, representa un freno y una percepción equívoca en los individuos que integran una sociedad, en un espacio y tiempo determinados. Es hora de erradicar el discurso erróneo y radical sobre el uso de la marihuana, es momento de comprender y respetar el derecho de un vasto sector de la sociedad que invoca la legalización de cannabis como resultado de un ejercicio de derecho a la libertad, a la propia identidad o a la salud, a final de cuentas en el libre albedrio recae la decisión, sin embargo la información abierta y sin mesura es la mejor alternativa en pro de un ejercicio de ese derecho de manera responsable y con el respeto a la propia vida.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @PaolaRodc31

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más de