Opinión

Los retos del futuro Presidente Municipal de Puebla

El municipio requiere mucho trabajo de piso y habilidad para tratar directamente con el ciudadano.
jueves, 10 de junio de 2021 · 08:14

En Puebla capital, hace rato que la alternancia es costumbre.

Después de un breve periodo, el PAN -de la mano del PRI y el PRD- vuelve a ocupar la silla del Palacio Municipal. Pues Claudia Rivera Vivanco de Morena vivió un tórrido romance con la ciudadanía poblana que terminó en un divorcio al más puro estilo de: no quiero volver a saber más de ti, te elimino de mis redes, mi teléfono celular y borraré toda huella de tu existencia.

Sin embargo, la pregunta que muchos tenemos es: ¿Eduardo Rivera Pérez, futuro Presidente Municipal de Puebla capital, entenderá el mensaje oculto en esta elección?

El escenario venidero para Eduardo Rivera es complejo

Por un lado, existe un número amplio de la sociedad que está enojada por las pésimas políticas económico-sociales que manejo la administración saliente ante la contingencia del COVID19, así como por otras políticas públicas que fueron implementadas causando una especie de ambiente de confrontación social. Y, obviamente, están los ciudadanos que desean se siga por cierto camino trazado.

De igual forma, existe un hartazgo de ver cómo pasan administraciones y no se castiga ni sanciona a los funcionarios que han sido evidenciados por sus tranzas y pésimos manejos administrativos.

Eduardo Rivera Pérez deberá de tener la habilidad para recomponer el camino, evidenciar y castigar a los funcionarios anteriores que así lo merezcan, así como implementar una política de sensibilización y formación de ciudadanos en ciertos temas antes de aplicar algunas políticas públicas, sobre todo en áreas de vialidad, sustentabilidad, ecología y derechos sexuales y reproductivos. El feminismo también es un tema pendiente en la agenda municipal.

Eduardo Rivera Pérez y su equipo deben estar conscientes que la sociedad poblana va exigir conservar los derechos ganados y el compromiso de generar nuevos, pues la ciudadanía aspira a vivir en una Puebla más libre, laica y amorosa. Y por supuesto, será algo que deberá cumplir.

Los meses de transición serán esenciales para el equipo de Eduardo Rivera Pérez si quiere comenzar bien y dar resultados antes de los primeros cien días. La sociedad se lo va a exigir.

Tendrá que hacerse de un equipo que no llegue a aprender. Necesita funcionarios con trayectoria y experiencia, que hayan tenido un grado de responsabilidad importante y también tengan amplia experiencia en la parte operativa.

El Municipio requiere mucho trabajo de piso y habilidad para tratar directamente con el ciudadano.

Y lo más importante, los funcionarios que se incorporen a su equipo deberán estar libres de escándalos y tendrán que gozar de un paso limpio e impecable por la función pública. Es algo que exige la ciudadanía y de lo que estará pendiente el enemigo político.

Algo importante es que los funcionarios que lleguen a encabezar las distintas Secretarías o Institutos Municipales deberán conocer el medio en el que se desenvolverán, sin tener compromisos con ningún miembro del sector en el que se desenvuelvan.

La administración de Eduardo Rivera Pérez estará bajo observación tanto por la ciudadanía como por el contrario y los medios de comunicación. Cualquier paso en falso podría dilapidar su proyecto.

Eduardo Rivera Pérez tendrá que apostar por una forma de gobierno novedosa que genere políticas públicas e incluya todas las visiones sin que una esté por encima de la otra.

Tiene la mesa puesta, esperemos que lo logre.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @AlfiePingtajo

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.