Opinión

Sonia nos lo repite una vez más: ¡Soy Corredora!

Tras 28 años de sumar miles de kilómetros a sus piernas, correr para ella es dar zancadas hacia el bienestar.
domingo, 9 de mayo de 2021 · 17:46

Pisando Fuerte
El corredor recreativo y su mundo

A los 14 años de vida, Sonia no sabía que esos primeros kilómetros que corría en el parque a espaldas de su casa en Torreón le iban a dar la zancada para cruzar más de un obstáculo en la vida, de esos que todos tenemos que saltar, pero no todos podemos saltar; y que, además, en el caso de las mujeres son más y de mayor altitud, Perogrullo aquí y en China, literal.

Lo primero que esa zancada le dio fue el paso para canalizar la energía que tenía; según el médico, de más; y así, sin gustarle correr, poco a poco (tal y como se suman kilómetros en una carrera) fue encontrando el ritmo necesario para juntar las partes del rompecabezas más importante de su vida: las que integran una sola Sonia.

Después, esos kilómetros le dieron el ingreso a la selección de atletismo de la Ibero, y así siguió en la Ciudad de México, a la que llegó a continuar la licenciatura en Comunicación. Así, en las pistas universitarias entrenando varias horas al día, en el gimnasio y entre teorías de la comunicación, encontró las piezas del binomio que le abrirían las puertas del mundo profesional, al que llegó, sin saberlo en ese momento, para seguir aprendiendo y formar a una corredora integral, pero sobre todo una mujer con la sensibilidad y lucidez necesarias para trabajar con todo desde su trinchera de corredora contra esa brecha de género, la que enfrentó de manera decidida en su empleo como Directora Editorial de la división Estilo de Vida de Editorial Televisa, puesto al que había llegado por varias razones, como ser corredora y comunicóloga… pero sobre todo, por talentosa; ahí encabezó el lanzamiento y la consolidación de la revista Runner's World en México, la que hoy es historia y perdió del momento actual de circular entre la comunidad de corredores más grande que ha existido en México.

Ahora, tras 28 años de sumar miles de kilómetros a sus piernas, correr para ella es dar zancadas hacia el bienestar, desde luego físico, pero en donde ella sabe que el más importante es el mental; el que da la pausa para tomar mejores decisiones. Por ello, salir a correr no es negociable, sale o sale y uno de sus puntos favoritos es la segunda sección de Chapultepec, en donde mirar el amanecer la lleva a dar las gracias por poder hacerlo, lo que sabe es un privilegio.

Sonia no nació corredora, ni comunicóloga… mucho menos empresaria. Ahora, al frente de la plataforma Soy Corredora se ha curtido en el mundo de los negocios y sabe, cómo buena corredora, que emprender es un reto, el que toma cada mañana después de salir a correr, lo hace con la mente puesta en las mujeres, en que tomen el poder de decidir sobre sus vidas y que no lo haga nadie por ellas, que correr sea un pretexto para superar y cruzar metas, como son los obstáculos que ella misma ha enfrentado.

Soy Corredora quiere cambiar vidas, Soy Corredora ha cambiado vidas y va por más; Sonia piensa y organiza los eventos para tocar la vida de las mujeres y que los vivan a tope para que no solo sea una corrida sino una experiencia que marque su vida; pero, sobre todo: que las transforme y les dé poder, el poder saber que la vida es de ellas.

Este próximo 27 de mayo Soy Corredora lanza el programa llamado Academia de metas, una iniciativa para que “quienes participen cuenten con las herramientas que las ayuden a alcanzar sus sueños en el mundo del running, ya que se harán planes de acción a la medida y éstos podrán incluir desde aspectos físicos como mentales”, nos adelanta Sonia, ya que una máxima en su vida, y puesta al servicio de Soy Corredora es “que una carrera siempre nos ayuda a ver las cosas de la proporción qué son… desdramatizamos”.

Hace 28 años, en Torreón, ciudad en la que Sonia tenía dos decisiones en las alternativas, irle al Santos o correr… claro, tomó la segunda. Hoy, correr le ha dado todo, “salir a correr cada mañana es como tomar una pastilla para estar contenta durante el día y siempre que veo el amanecer agradezco porque pienso que soy de las afortunadas que se despiertan y se levantan, tengo dos piernas… porque correr eso me ha enseñado: agradecer y vivir cada momento de forma intensa, como es la vida, y a seguir adelante”.

Sonia nos recomienda:

Para leer: Lore of Runnig, de Tim Noakes. Se trata de un libro que solo está en inglés, pero bien vale la pena, es la biblia de los corredores -afirma Sonia-, el autor es profesor de ciencias del deporte de la Universidad de Cape Town en Sudáfrica, es un corredor que rebasa los 70 maratones y ultramaratones.

El libro considera los aspectos básicos sobre fisiología y bioquímica de correr y se enfoca tanto en lo físico como en el aspecto mental, no se lo pueden perder.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @gdlpedro

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.