Opinión

Los accidentes pasan, pero ésta es una tragedia

No concibo que alguien pierda la vida o acabe en el hospital por usar el metro.
miércoles, 5 de mayo de 2021 · 10:11

El pasado 3 de mayo, 25 personas fallecieron y otras 69 quedaron heridas al vencerse una trabe de la vía elevada de la Línea 12 del metro de la Ciudad de México. El tren y el concreto se desplomaron de pronto sobre los carros que circulaban por Avenida Tláhuac.

Cientos de vecinos y transeúntes se avocaron al rescate con esa notable solidaridad que ya habíamos visto tras los sismos. Poco a poco fueron llegando familiares y amigos de las víctimas, desesperados por saber el paradero de sus seres queridos que no llegaron con bien a su destino por culpa de una desgracia inimaginable.

Los accidentes pasan, pero ésta es una tragedia que debió evitarse y que tiene responsables. Aunque la Línea 12 es la más moderna y costó 26 mil millones de pesos, 70% más de lo presupuestado originalmente, es la que más problemas ha generado. En 2014 estuvieron cerradas 11 de 20 estaciones y se erogaron más de mil millones de pesos para corregir fallas de diseño.

La causa del siniestro pudo ser estructural, por falta de mantenimiento adecuado o por ambas razones. Si es lo primero debemos voltear a ver a quienes la construyeron. Marcelo Ebrard la inauguró en 2012 con el pomposo nombre de Línea Dorada y Mario Delgado, actual dirigente de Morena, fue el encargado del financiamiento de la obra y la adjudicación de los contratos.

Por su parte, Claudia Sheinbaum redujo los recursos del Metro en más de 4 mil millones de pesos. Es evidente el deterioro de todo el sistema y tuvimos varias advertencias. El choque de trenes en Tacubaya en marzo de 2020 y el incendio del Centro de Control a principios de año son dos elocuentes botones de muestra. Hace pocos días, usuarios tuvieron que caminar por las vías del tren porque se quedaron varados en el túnel.

Hoy nadie se hace responsable y apuestan a la impunidad, pateando el bote hasta los peritajes. Pero los mexicanos sabemos bien que la corrupción y la negligencia matan.

Soy Fernando Belaunzarán y si te gustó este video compártelo en tus redes sociales. 

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @ferbelaunzaran

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.