Opinión

A la montaña no le importa que tenga déficit de atención: Rich

Rich ha encontrado su lugar en la montaña, tanto así que junto con algunos de sus amigos fundó la asociación civil Vagos de la Montaña
domingo, 30 de mayo de 2021 · 21:15

Pisando Fuerte
El corredor recreativo y su mundo

Columna dedicada a la memoria de los 21 corredores fallecidos en el ultramaratón de 100k de la carrera Yellow River Stone Forest, en la provincia Gansu de China, que sin duda pone de luto a la comunidad mundial de corredores.

Rich padece déficit de atención (TDAH), ese es un dato más en su vida, en especial aquella mañana que a los 18 años de edad se fue a correr a la montaña; a partir de ese día, sin preguntar ni consultar a nadie, él se colocó la etiqueta que hasta hoy mantiene y ratifica diariamente: es un corredor de montaña y poco, muy poco, corre en la ciudad.

Con apenas 30 años, Rich ha encontrado su lugar entre árboles y senderos que la montaña pone cada mañana para todos, tanto así que junto con algunos de sus amigos fundó la asociación civil Vagos de la Montaña, la que poco a poco se va consolidando como un medio de difusión que promueve las carreras de montaña, en las que Rich asegura hay reservado un lugar para todos y no importa ni sexo ni edad… nada; es más, dice Rich, ni condición física “solo hay que ponerse los tenis y que nada te importe” ya que, añade, los corredores de montaña conforman una comunidad muy abierta, así que su sugerencia es: “ir a la montaña a ver qué pasa, el caso es divertirse, y se trata de prueba y error para ir aprendiendo”.

La ruta favorita de Rich para correr es la va del Nevado de Toluca a Valle de Bravo, distancia que cruza en aproximadamente 7 u 8 horas, y con esa ruta comprueba y ratifica lo que siempre dice: el mejor medio de transporte para llegar del punto A al punto B es correr.

La vida de Rich si bien ha estado marcada por lo que él llama la “dispersión”, generada en alguna medida por el déficit de atención, y que eso le ha dado varios dolores de cabeza, como perder cuatro empleos en un año por irse con los amigos a correr a la montaña y faltar a sus labores; lo que si bien reconoce que no está bien, también considera que gracias a ello ha encontrado en la montaña el lugar en el que a nadie le importa si es o no disperso, lo único que hace es correr mirando los árboles y el terreno, saboreando con los ojos el paisaje que nunca termina de mirar y que cada vez que cruza por el mismo camino ya es un paisaje diferente, porque así es la montaña, nunca es la misma.

Esa mañana, antes de irse a correr a la montaña a los 18 años, el médico lo había dado de alta de una lesión que le incluyó fractura de tibia y peroné jugando futbol americano, el que dejó de manera definitiva, “estaba eufórico y desde ese día me comprometí a sacar el máximo provecho a todo el cuerpo… empezando por las piernas”, por ello se llevó sus piernas a la montaña y así, sin más, corrió 21 kilómetros; desde ese día, Rich ha llevado a sus pierna a pasear y ya suma cientos de kilómetros en las montañas.

En sus recuerdos de competencias, justo es decir que lo que menos le importa son los pódiums, uno que guarda con el mayor afecto es una competencia en la que se deben hacer 100 kilómetros en bicicleta, 50 corriendo y 20 en kayak, es competencia por equipos y el suyo quedó en 2do lugar, pero eso nada tiene que ver con el recuerdo por el que lo tiene grabado, sino porque se trató de su primera competencia en la que no se guiaba por mapas ni GPS, “fueron 18 horas de frío, oscuridad, silencio y sin saber en dónde estás”.

Hoy día, Rich es un promotor de las careras de montaña, organiza carreras y caminatas en ambientes relativamente controlados, de eso vive en parte y además de un negocio propio de productos promocionales; para él, el reto de cada día es “despertar con hambre de hacer algo cada día más difícil y esto para mí ha sido divertido… creo que tener déficit de atención no es nada especial, lo que sí creo es que quienes lo tenemos dejamos de lado las cosas que no nos llenan y nos clavamos en las que sí”… y a mí se me ocurre añadir: ¿y no debería de ser así para todos?, y digo: sí, así debería de ser para todos.

A Rich le gusta correr con:

Tenis: Nike

Playera: La marca que sea, pero sin mangas

Short: Los que tengan integrada la licra, Nike son sus favoritas

Reloj: Sunto

Calcetas: Compressport

Hidratación: Mochila Salomon

Para leer, Rich nos recomienda:

Phil Knight. Nunca te pares. Este libro recoge la historia de los orígenes de la marca Nike, y no tiene desperdicio porque está contada desde la primera fila, ya que es Phil Knight que fundó esta empresa que más allá de cualquier cosa es una de las grandes de ropa deportiva; es una historia de negocios ligada los deportes y en el fondo las coincidencias son muchas: que nunca las adversidades que siempre se nos presenten te paren en el sendero que vas hacia tu meta.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @gdlpedro

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.