Opinión

Las “carísimas” campañas

Si queremos hablar de ahorros y derroches, uno de los rubros en los que tenemos que andarnos con más cuidado, es en lo que ya se etiqueta como “el costo de la democracia en México”.
lunes, 17 de mayo de 2021 · 18:21

Un periódico que ha ido adquiriendo lectores conforme le sube al morbo, sacó una nota sobre el gasto de los candidatos a diputados federales para los siguientes comicios; pocas veces he visto un ejercicio de cuentas tan alegres y tan mañosas, que no provenga de un secretario de hacienda. Dice que los candidatos gastan más de 10 millones de pesos diarios, durante 43 días de campaña. Por si aún no nos indignamos con eso, un cálculo más concreto nos da el resultado de 7 mil pesos...¡por minuto! Por supuesto que eso es el acumulado de los 2,365 candidatos, como menciona después, de pasada; pero eso es lo de menos, supongo. Y al final reconoce que unos candidatos han gastado un millón de pesos, y otros solamente dos mil pesos. ¿Hay alguna moraleja en esto? ¿Son útiles esas cifras, que pretenden evocar la imagen de siete mil pesos yéndose por el inodoro cada minuto? Porque eso pretende, y no es un mensaje ni certero ni positivo en una democracia. 

Básicamente, divide el total del gasto de todos los candidatos de todos los partidos, de acuerdo con el reporte global del INE. Según esta división, saca un “promedio”, y ahí está el primer error. Si tres alumnos sacan 10 y uno saca 0 en un examen, la calificación “promedio” de cada uno, no es 7.5; simplemente hay 3 estudiosos y un burro.

Pero voy más allá. Uno de los temas que se ha situado en el espacio público durante el presente sexenio, es la necesidad de ahorrar, en todo y a cualquier costo. La experiencia soviética en el caso de Chernobil nos enseña que ese principio requiere ser matizado si se quieren evitar tragedias, pero tampoco el principio contrario garantiza el éxito; en concreto, un mayor gasto no implica mayor eficacia ni calidad del proceso ni del producto obtenido.

Si queremos hablar de ahorros y derroches, uno de los rubros en los que tenemos que andarnos con más cuidado, es en lo que ya se etiqueta como “el costo de la democracia en México”.

Es cierto que tenemos algunas de las instituciones y funcionarios electorales más caros del mundo. En su momento se justificó por el hecho de que el régimen de partido hegemónico durante 7 décadas, permitió a la oposición construir la narrativa de que en nuestro país siempre había fraude, a todos los niveles y en todas las elecciones. Cuando otros partidos empezaron a ganar espacios, el discurso no cambió, y hasta la fecha, sobre todo los políticos que se hicieron en la protesta callejera, siguen diciendo que hay fraude en todos los comicios en los que no ganan ellos o sus partidos. Por eso sería importante que los funcionarios electorales (administrativos y judiciales) fueran un ejemplo de servicio civil de carrera, de profesionalismo y sobriedad, para no dar elementos a quienes quieren socavar las instituciones. Pero no lo son.

Las instituciones electorales están repletas de señoritos adocenados que ven con desdén todo lo que ocurre afuera de sus murallas cremosas. No está padre que un magistrado tenga que salir a aclarar que no es cierto que tiene 10 carros clásicos, sino solamente 8, y que no es cierto que todas las refacciones se las cobra al erario, sólo algunas. Estamos entre la espada y la pared, entonces, pero la solución jamás está en quejarse de que existan más alternativas políticas, más candidatos y más elecciones (que el dinero de las campañas se vaya mejor a lo que yo quiera, los partidos políticos son un desperdicio, etcétera, conocemos la retórica, también muy soviética); porque lo contrario, que haya menos de todo eso, no lleva más que a dictaduras, descaradas o veladas. La democracia es costosa, pero la falta de ella, mucho más. Cuidado ahí. 

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @IsraelGnDelgado

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.