Opinión

Vocabulario del vino

Estos son algunos términos que te ayudarán a entender el vocabulario más utilizado por los conocedores del vino.
jueves, 13 de mayo de 2021 · 16:22

Para muchas personas el mundo del vino es fascinante, como ya he mencionado antes. Pero para otras tantas también puede ser complicado y en ocasiones, demasiado grande y con muchos recovecos; también puede ser imponente por los términos y vocabulario específico que se utiliza en él, al igual que los conceptos para describir cosas que, de otra manera, no usaríamos en nuestras conversaciones cotidianas. Por ello hoy quiero explicar algunos de estos términos para tratar de hacerlos más accesibles y fáciles de entender (y que en artículos anteriores hemos repasado de manera muy breve), de acuerdo con las preguntas que más me hacen al respecto.

El primer término es “terroir”. Hace unas semanas explicaba que esta palabra proveniente del francés – fonéticamente similar a “tierra” o “terreno” – tiene cierto parecido con ello: este concepto no solamente engloba el suelo donde crece la vid y se cultivan las uvas, sino que es mucho más amplio; se refiere al clima particular de ese lugar, a la topografía, a las características ambientales de dicha región. Pero incluso va más allá, porque también se refiere a aquellas opciones que el productor de vino decide sobre el producto (por ejemplo, añejar en barricas de roble o tanques de acero). En resumen, el suelo, el clima, el ambiente y las decisiones del productor darán origen a un vino con características únicas. Una misma uva (Chardonnay) puede tener una expresión cítrica y ácida en la región de Chablis, en Francia, pero tonos más afrutados y menos ácidos (y un sabor como de mantequilla) en California. No solamente el clima y el terreno afecta, sino la forma de producción. Por ello, la próxima vez que escuchemos que alguien describe el “terroir” de un vino, ya sabemos exactamente a qué se refiere.

Otro concepto que se escucha mucho y que me preguntan con frecuencia es el de “azúcar residual”. ¿Qué significa que un vino tenga una mayor o menor cantidad de ella y en qué afecta al producto final? Pues bien, cuando el jugo de las uvas es fermentado para convertirse en vino, el proceso que se lleva a cabo es el siguiente: las levaduras transforman el azúcar natural que hay en las uvas (y por ende en el jugo – o mosto – como se llama) para convertirlo en alcohol. Cuando las levaduras transforman (o “se comen”, para decirlo coloquialmente) todo el azúcar del vino y lo transforman en alcohol, el vino tendrá muy poca (o casi nada) azúcar residual y por ende, el vino será seco. Por el contrario, si las levaduras no transforman todo el azúcar en alcohol, sino solamente una parte de ello, entonces el vino tendrá mayor cantidad de azúcar residual y un sabor más dulce. Así que la próxima vez que escuchemos que alguien dice que un vino tiene azúcar residual, ya sabremos de qué está hablando y qué esperar de él.

Para finalizar, otro concepto recurrido es el de “bouquet”. Aunque es un término más bien antiguo, se refiere en general a la combinación de aromas y sabores que tiene un vino. Muchas personas lo utilizan de forma diferente y para referirse a lo anterior en distintas etapas (en la botella, en la copa, después de beberlo, etc.). Pero en general, si alguien habla del “bouquet”, se estará refiriendo a este perfil aromático del vino en cuestión.

¡Nos leemos la próxima semana para seguir hablando de este vocabulario del vino!

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @fedeling

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.