Opinión

Las fechas de la tragedia

La tragedia de la Línea 12 pudo haberse evitado, al menos dos oportunidades se dieron para “corregir” lo que se aseguró estaba mal.
lunes, 10 de mayo de 2021 · 17:01

Actos de poder

Al cierre de estas líneas, 26 personas habían fallecido por el derrumbe de una trabe de la Línea 12 del Metro. De nuevo llega el debate sobre el diseño, la construcción y la operación de la Línea Dorada. La tragedia pudo haberse evitado. Al menos dos oportunidades se dieron para “corregir” lo que se aseguró estaba mal.

Las fechas que marcan la tragedia son el 12 de marzo de 2014 y el 19 de septiembre de 2017. Ambas tienen que ver con decisiones técnicas que su usaron para hacer política.

La primera, marzo de 2014, el gobierno de la Ciudad de México decidió cerrara 11 de las 20 estaciones de la Línea 12 para “evitar una tragedia”. Un desgaste ondulatorio en las vías del Metro provocaría un descarrilamiento que pondría en riesgo la vida de los usuarios.

Cerraron y vinieron los estudios. Cancelar el servicio fue cuestionado. Mientras el gobierno en turno pretendía consolidar su versión de que cerrar evitaría una tragedia, los expertos en el desgaste ondulatorio afirmaron que la falta de mantenimiento provocó esa falla.

El Consorcio Constructor denunció, en un desplegado publicado en la prensa nacional que “el programa de mantenimiento de vías establecido por el Consorcio no pudo realizarse conforme a lo previsto en el manual. El atraso corresponde a que el SCT no permitió el acceso del Consorcio al sistema de vías por espacio de 4 meses”.

Y agrega que “fue hasta agosto de 2013 cuando se pudo reiniciar el mantenimiento teniendo como consecuencia un alto deterioro de las vías, y que le contrato del contrato de Consorcio venció en octubre de 2013 por lo que sólo pudo dar mantenimiento de emergencia durante los meses de agosto, septiembre y octubre de 2103”. (El subrayado es mío).

Cabe mencionar que un personaje de esta historia declaró haber manipulado un dictamen que determinaba que las vías estaban en muy malas condiciones. En vista de la tragedia, esa persona niega sus dichos y hasta asegura no conocer a quien se lo dijo.

A partir de ese cierre, había condiciones de cerrar en definitiva la Línea 12 si se consideraba que estaba mal trazada, mal construida y ponía en riesgo la vida de los usuarios y de quienes habitan en las inmediaciones de la Línea Dorada, pero no, presumieron haberla rehabilitado y rectificado los “errores de origen” para que siguiera operando.

Pero el 19 de septiembre de 2017 se registró en la Ciudad de México un terremoto que causó daños severos en la capital del país.

Una de las zonas que registró fracturas superficiales y subterráneas fue la de Tláhuac. Los vecinos de la Línea 12 alertaron de grietas en la estructura a causa del sismo. El Sistema de Transporte colectivo-Metro, informaba que las líneas A y 12 presentaban daños visibles en las vías. La Línea A pudo reiniciar su operación luego de corregir los daños. La Línea 12 sufrió una falla estructural en una columna en el tramo Nopalera-Los Olivos.

Entonces, se volvió a cerrar la Línea 12. Los daños encontrados fueron en la columna ya mencionada y en la trabe 41, entre las estaciones Zapotitlán y Nopalera.

A causa de estos y otros daños reportados a causa del sismo, se cerraron las estaciones Tezonco, Olivos, Nopalera, Zapotitlán, Tlaltenco y Tláhuac. La empresa Carso realizó durante varios meses los trabajos de reparación y rehabilitación. Para estos trabajos, Carso contrató a Systra, Colinas de Buen, TSO y Construcción de Obras para el Transporte. La empresa fue la que pagó la rehabilitación según la nota de Diana Zavala en Obras-Expansión (https://obras.expansion.mx/infraestructura/2021/05/04/carso-linea-12-metro-accidente).

El 9 de enero de 2018, Jorge Gaviño, director del Metro, anunció la conclusión de los trabajos de rehabilitación y afirmaba que la Línea 12 está dentro de los parámetros oficiales del reglamento de construcción, en donde tenemos toda la estructura sobrada para resistir los temblores que hemos vivido”. Es más, Gaviño declaraba que en las curvas 11 y 12, “esta parte ha sido el dolor de cabeza de la Línea 12: las curvas 11 y 12 que son las más largas y cerradas, en donde se da el desgaste ondulatorio, en donde más vibra el sistema”.

Hoy estamos de luto por la tragedia del 3 de mayo del 2021m justo en la zona en la que la estructura estaba “sobrada”.

La Letrina. Muchos ya decidieron que la responsabilidad y la culpa del desplome de la trabe de la Línea 12 es, o de Claudia Sheinbaum o de Marcelo Ebrard. La Línea fue inaugurada el ultima día de octubre de 2012. Fue entregada, después de los estudios técnicos que avalaron su funcionamiento para el transporte de pasajeros, en julio de 2013. El responsable del Sistema de transporte Colectivo- Metro durante seis años, fue el doctor Mancera y sus directores. Las responsabilidades por el derrumbe de la trabe en la zona de la estación Los Olivos deberá determinarlas un peritaje técnico y no el ansia política por descarrilar a Ebrard, a Sheinbaum o a la 4T.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @Fercoca

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.