Opinión

Entre botargas, ocurrencias y verdaderas campañas

Son pocas las campañas innovadoras y muchas que sobrepasaron lo absurdo, estas han sido las mejores y peores.
miércoles, 7 de abril de 2021 · 17:40

Mi primera participación oficial en política fue por el 2005. En ese momento no sabía toda la felicidad y, al mismo tiempo, todas las desilusiones que la grilla me darían hasta el día de hoy. En resumen, en la política pasas del infierno a la gloria en cuestión de segundos.

Como buen político de abolengo inicié con un tema de comunicación política. Mi tarea era de gran valor; la entrega y reparto de volantes en las colonias de mi bello Tlalne. En esa misma campaña subí de rango, ya no solo eran volantes los que repartía, ahora tenía a mi cargo los gallardetes que en esos años eran permitidos poner en postes.

Cuando eres joven y estás en políticas es muy común que la tarea sea siempre relacionada con temas de comunicación política. Para 2009 fue mi primera graduación como activista y comunicador político: me convirtieron en la botarga del candidato a Presidente municipal de Tlalnepantla. El baile y las ocurrencias eran la forma de poder comunicar el positivismo de aquel candidato y créanme fue el mejor aprendizaje de mi vida. Hoy después de varios años de aprendizaje estoy por recibir mi título de Maestro en Comunicación Política y Pública.

En días pasados iniciaron las campañas políticas en los Estados del Centro. Ya habían comenzado en algunos Estados del Norte y del Pacífico con sus candidatos a gobernadores. Y hoy, mi afición diaria es analizar la comunicación política de muchos de ellas y ellos (por obvias razones).

Son pocas las campañas innovadoras y muchas que sobrepasaron lo absurdo

La sencillez y el perfecto manejo de la imagen en el caso de Indira Vizcaíno candidata a Gobernadora de Colima es de llamar la atención. Otro caso que me ha llamado la atención es el caso de Paco Cienfuegos quien va a la Alcaldía de Monterrey. Trae una campaña totalmente de identidad regia. Otra de las escasas campañas disruptivas es, sin duda, la de Gabriela Osorio, candidata a la Alcaldía de Tlalpan; una campaña de gran identidad con la izquierda y con Morena.

Pero hay otros que no se sabe si han querido innovar o divertirse mientras “campañean”. Una de ellas es Andrea Vicenteño, quien es abanderada del PAN a la diputación local por el Distrito 28 de la Ciudad de México. Su comunicación es a través de su perfil personal de WhatsApp. Su imagen oscila entre la de una adolescente que utiliza Paint para ponerse “brillitos” y chapas en la cara para transmitir…lo que quiera transmitir.

Uno más y este sí se lleva los no-aplausos, fue el arranque de campaña de Carlos Mayorga, del Partido Encuentro Social, candidato a Diputado Federal por el Distrito 2 (Ciudad Juárez). ¿Por qué? Porque apareció en un ataúd. Dijo que si no cumplía sus compromisos lo enterraran vivo. Su mitin fue la simulación de un funeral. Para muchos fue una falta de respeto por la situación de violencia que se vive en la frontera. Para otros, algo “creativo que va pegar”.

Habrá que ver el rumbo que van tomando las campañas. Los motores apenas se encendieron y se vienen muchas sorpresas, risas y mentadas. Al tiempo.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @ErickValdepenas

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.