Opinión

Recomendaciones para empezar

Estos cuatro vinos representan diversos estilos del fermentado de uva.
jueves, 29 de abril de 2021 · 17:00

En esta ocasión quiero describir cuatro estilos diferentes de vinos (dos blancos y dos tintos) para que todos aquellos que quieran y tengan la oportunidad, puedan hacer el experimento de probar estos tipos de uva e identificar los estilos que más gustan y construir un perfil más claro de cuáles son sus vinos preferidos. Muchas veces cuando nos preguntan qué tipo de vino nos gusta, no sabemos qué responder. Pues bien, esta columna está dedicada para todos aquellos que tienen ganas de descubrir un poco más sobre los diversos estilos del fermentado de uva.

  1. El primer vino que vamos a describir es un Sauvignon Blanc de Nueva Zelandia (de la región de Marlborough). Este vino blanco de cuerpo ligero y color pálidos, tiene aromas de intensidad pronunciada, es decir, si acercamos la copa a la nariz podremos de inmediato distinguir tonos herbáceos, de cítricos, de pasto recién cortado (o de apio recién cortado), tonos florales, manzana verde, etc. Este es un vino con acidez alta y resulta perfecto para maridar y acompañar ensaladas, ceviche, platillos que contengan pescado, etc. Otros vinos similares a este pueden ser el Pinot Grigio (Italia) o el Albariño (España) y se recomienda servirlos fríos.
  2. El segundo vino es un Chardonnay de California, específicamente del Valle de Napa o de Sonoma. Esta bebida de cuerpo medio y robusto tendrá aromas menos intensos que el anterior, pero encontraremos tonos de durazno, mango, piña, guayaba, toronja y es muy probable que también podamos distinguir un cierto aroma a mantequilla o lácteos (derivados de la conversión maloláctica del vino) y quizá de vainilla y madera (provenientes del tiempo que pasan en barrica). La acidez de este tipo de vino suele ser media y se puede acompañar con pastas cremosas (esta combinación es de mis favoritas). Las alternativas para este vino pueden ser aquellos con la uva Viognier o Semillon. La temperatura ideal para este vino es ligeramente fría.
  3. El tercer vino de hoy es un Pinot Noir de Oregon, EUA (Willamette Valley) o de Francia, de la región de Borgoña. El perfil de esta bebida con tonos pálidos y claros, pero de aromas intensos y pronunciados es muy interesante. Se puede combinar con platillos hechos con cerdo o salmón y sus tonos de fresa, frambuesa, cereza, ciruela (¡incluso algunos dicen que huele a refresco de cola!) combinan bien con estos alimentos. Este vino suele tener un cuerpo ligero y pocos taninos, pero una acidez alta. Se recomienda servirlo ligeramente frío y la alternativa para este vino puede ser un Beaujolais (Francia, hecho con la uva Gamay).
  4. Por último describiremos un Cabernet Sauvignon de Chile, que tendrá tonos púrpuras intensos (no podremos ver el fondo de la copa desde arriba) y una intensidad media a pronunciada con acidez media alta-alta. Esta uva es una cruza entre Sauvignon Blanc y Cabernet Franc, por tanto tiene características de ambas. Si acercamos la copa a nuestra nariz, descubriremos tonos herbáceos (como pimiento verde), pero también de ciruela, especies, moras, arándanos, vainilla (por la barrica), etc. Por ser un vino con muchos taninos combinará bien con un buen corte de carne. Se recomienda servirlo a temperatura ambiente (siempre y cuando el ambiente sea de 16-19°C) y sus alternativas podrían ser un Shiraz (Australia) o un Zinfandel (California).

Ojalá que este breve repaso de cuatro uvas muy diferentes entre sí sea útil para que podamos crear un perfil de aquello que nos gusta. Al final del día esa es la decisión más importante: el vino que más nos gusta combinado con lo que más nos gusta comer y la compañía que queremos. ¡Salud!

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @fedeling

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.