Opinión

Es la era de las mujeres… ¿en lo digital?

La era de las mujeres ha llegado, hoy tenemos la gran oportunidad de reclamar nuestro lugar en igualdad de derechos y condiciones.
domingo, 25 de abril de 2021 · 17:51

Por Andrea Navarro

Desde mediados de los 90’s se hablaba de la “era de las mujeres”, ya que se advertía que para el siglo en el que nos encontramos actualmente, la población femenina crecería exponencialmente en cada una de las naciones del mundo, y que muy pronto estaríamos frente a un momento histórico en el que las mujeres seríamos mayoría.

Ese momento ha llegado, y hoy tenemos la gran oportunidad de reclamar nuestro lugar en igualdad de derechos y condiciones. Algo que las pasadas generaciones venían sembrando en nuestras mentes desde hace siglos, pero que aún no se ha logrado en su totalidad.

Actualmente, somos casi 4 mil millones de mujeres a nivel mundial (Banco Mundial, 2019) lo que representa aproximadamente el 49.5% de la población total, y más del 50% de la población en naciones como México, Estados Unidos, Canadá, Guatemala, Perú, Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, España, Francia, Australia, por mencionar algunas.

Es decir, más de la mitad del globo tiene ya una población mayoritariamente femenina y -afortunadamente, para nuestras y futuras generaciones- la participación de las mujeres en cargos de liderazgo y toma de decisiones ha crecido (aunque a pasos forzados), sobre todo al hablar de los espacios sociales, políticos y culturales de nuestros países.

Pero, ¿qué ha pasado con la participación de las mujeres en los espacios digitales? ¿es acaso otra de las brechas que hay que superar en tiempo récord?

Durante el confinamiento por COVID-19, han circulado diversos reportes de ONU Mujeres y de la CEPAL, sobre la importancia de replantear los retos y desafíos de una nueva brecha de género: la brecha digital.

No obstante, además de las cuestiones de género, es bien sabido que el avance de nuevas tecnologías y el desarrollo de diversos espacios en la Internet han creado nuevos retos (y grandes brechas) para cualquier país, ya sea por cuestiones generacionales, de su situación socioeconómica, o por discriminación cibernética.

Así, aunque el mundo se encuentra ante una constante evolución de más formas de simplificar -o complicar- las nuevas interacciones humanas con su entorno (p. ej. en la economía, el entretenimiento, el trabajo, etc.) a través de la Inteligencia Artificial (IA) y de dispositivos con obsolescencia programada, sin duda alguna, esto significa una enorme capacidad de adaptabilidad de cada sociedad. Pero sumado con la pobreza, la falta de infraestructura, inversión privada, entre otras causas, el espectro digital se ensombrece por las distintas brechas sociales.

Empero, la más preocupante de todas sí la brecha digital de género, ya que sigue siendo un reflejo de lo que como sociedad y gobiernos no hemos podido eliminar ni siquiera en el espectro físico.  La advertencia de ONU Mujeres ha sido muy clara: “Si la brecha de género no se aborda de manera urgente, va a ampliarse ante la 4ª revolución industrial” ya que para el año 2050, el 75% de los trabajos estarán relacionados con las Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM), pero actualmente las mujeres solo ocupan el 22% de los puestos en IA. Ello, sin dejar de mencionar que, aunque más del 67% de la población en regiones como LATAM tenía acceso a la Internet antes de la pandemia, la mitad de las mujeres en esta región aún representan una brecha de género con menos del 20% respecto a la participación masculina.

La pandemia del COVID-19 nos ha mostrado que la transformación digital es cada vez más necesaria. Sin embargo, las desigualdades en el uso y entendimiento de las TICs, así como de sus respectivas ciencias, nos motivan a replantear el involucramiento femenino en lo digital. Y para lograrlo, será necesario el involucramiento de todos los sectores posibles, para impulsar a las mujeres en todos los aspectos de la era digital.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @andie_nr

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.