Opinión

OnlyFans y el feminismo

¿Cómo contribuye OnlyFans a que las mujeres podamos ver reducidos los factores de riesgo alrededor de la violencia de género?
miércoles, 14 de abril de 2021 · 16:08

Hace unos meses me enteré de la existencia de OnlyFans que en su propia página se define como “una plataforma social que revoluciona las conexiones entre los creadores y fans. El sitio incluye a artistas y creadores de contenidos de todos los géneros y les permite monetizar sus contenidos mientras se desarrollan relaciones auténticas con sus bases de fans”.

Existe desde hace 4 años, pero a partir de la crisis generada por la pandemia, escaló como alternativa para generar ingresos económicos.

Como ya mencionamos, OnlyFans es para compartir contenido de cualquier género, pero actualmente es una plataforma de contenido sexual, preponderantemente.

Mi interés por lo que ocurre con esta plataforma social surge porque hace unas semanas Reporte Índigo público un reportaje titulado OnlyFans, ¿liberación femenina o explotación?: “Mi cuerpo es mío”, dicen ellas[1].

El reportaje se centra en el debate feminista de quienes consideran que OnlyFans es una nueva forma de explotación sexual y quienes consideran que es una expresión de la libertad y los derechos sexuales de las mujeres.

Este debate deriva de dos corrientes del feminismo: el abolicionista y el liberal

El primero nos habla de la abolición de la pornografía y de la prostitución, y ya en la Cuarta Ola, de los vientres subrogados, la identidad de género, la explotación sexual y reproductiva de las mujeres. 

El segundo, se fundamenta en la premisa de que las mujeres son capaces de lograr la equidad a través de sus propias acciones y decisiones, negando el paradigma de que las mujeres tienen menores capacidades que los hombres. El feminismo liberal se basa en el feminismo de la igualdad.

Bajo la premisa de que hay feministas adheridas a una u otra corriente, la respuesta a la pregunta que plantea este reportaje, para las feministas abolicionista será que OnlyFNAS es un medio para la explotación sexual de las mujeres, mientras que las feministas liberales consideraran que las protagonistas del reportaje serán quienes decidan sobre su cuerpo y qué hacer con él. Creo que el debate pude ser largo y no se si en algún punto en el mediano plazo estas dos corrientes alcanzarían un consenso.

Pero, lo que, si es claro, es que para quienes el trabajo sexual se ha convertido en una alternativa para resolver su situación económica, como es el caso de Ivonne y Ginna, OnlyFans es una herramienta tecnológica que ha contribuido a evitar diversos factores de riesgo que pueden resultar en violencia de género en el contexto del trabajo sexual, en este caso el de los contenidos sexuales.

En primer lugar, elimina a la industria de la pornografía como intermediario para consumir contenidos sexuales. Diversos testimonios de actrices han dado a conocer situaciones que pueden ser consideradas como explotación. El mayor porcentaje de ganancias no queda en manos de las actrices, sino de las productoras.

En la caso de OnlyFans, ellas están en control total de sus finanzas. Y si bien la plataforma lleva una comisión, no es en modo alguno en un porcentaje que pueda considerarse en términos de explotación.

Segundo, elimina la necesidad de agentes o representantes que también llevan una ganancia de los ingresos de las actrices de la industria de la pornografía, mermando aún más su porcentaje de ingresos.

Tercero, las protege ante riesgos relacionados con enfermedades sexuales. Aunque la industria de la pornografía afirma ser estricta en cuanto a la salud de los actores y actrices, se han dado casos que van desde infecciones vaginales hasta contagios de VIH. En el mismo sentido, solo realizaran los contenidos que ellas decidan, sin tener que hacer escenas que no entran en sus preferencias o que inclusive lleguen a ser denigrantes.

En conclusión, esta plataforma es una forma con niveles de protección bastante aceptables a esta forma específica de trabajo sexual porque permite la libertad en cuanto a la forma en la que las mujeres quieren dar este servicio, no hay intermediarios que se queden con altos porcentajes de sus ganancias, nunca habrá otra persona que administre sus finanzas ni sus contenidos, y nunca tendrán contacto con un fan a menos que ellas así lo decidan.

¿Existen riesgos?

Definitivamente. El ciberacoso o ciberbullying puede ser uno de ellos a través de las ofensas y las amenazas. La ciberseguridad en caso de hackeo de OnlyFans que pondría en circulación los contenidos de forma gratuita generando pérdidas para las creadoras de contenidos y la vulnerabilidad cibernética de sus fans, por mencionar algunos.

Para finalizar diría que para el Feminismo la pregunta sobre OnlyFans y otras alternativas tecnológicas de esta naturaleza no es si contribuye a la explotación de las mujeres o a su liberación, sino mas bien como contribuye a que las mujeres podamos ver reducidos los factores de riesgo alrededor de la violencia de género o más aún, a que tengamos alternativas viables para alcanzar nuestro desarrollo bajo un paradigma de empoderamiento de las mujeres.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @GNava1980

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

[1] https://www.reporteindigo.com/piensa/onlyfans-liberacion-femenina-explotacion-mii-cuerpo-es-mio-dicen-ellas/