Opinión

Indefinición en Guerrero

La Comisión de Honestidad y Justicia de MORENA se comportó con incongruencia con sus estatutos a la hora de resolver el caso Salgado Macedonio, dejaron la puerta abierta para cometer una atrocidad política.
lunes, 1 de marzo de 2021 · 15:57

Actos de poder 

Los miembros de la Comisión de Honestidad y Justicia de MORENA se comportaron como buenos priistas a la hora de resolver el caso de Félix Salgado Macedonio: incongruencia con sus estatutos, ajenos a las demandas de sus militantes (en su mayoría mujeres) dejando la puerta abierta para cometer una atrocidad política.

El voto razonado de Zazil Carreras, una de las comisionadas, pone al desnudo lo que MORENA no quiso hacer para retirarle la candidatura a Salgado Macedonio.

Primero se deslinda de la resolución pues la CHJ no actuó con perspectiva de género.

Luego, asegura que los elementos con los que contaba la comisión eran suficientes para desechar a ese perfil como apto para la candidatura pues su fama pública está en entredicho.

Carreras también recurre a lo que ya ha dispuesto la Suprema Corte de Justicia de la Nación, es decir, juzgar estos temas de manera oficiosa con perspectiva de género para generar un ambiente propicio que se traduzca en justicia para la víctima.

MORENA traiciona su esencia al permitir que alguien acusado de un abuso, aprovechando su posición de poder, sea candidato. Eso es buscar el poder por el poder, una vulgar ambición que no cabe en el partido que propone una transformación radical de la vida pública de la nación.

La renuncia de Amílcar Sandoval a participar en el proceso interno, pone fin a la disputa entre los grupos de poder en MORENA por la candidatura de Guerrero, pero no concluye la afrenta en contra de las presuntas víctimas del senador Salgado.

MORENA tiene perfiles femeninos -Nestora Salgado y Beatriz Mojica, por ejemplo- para abanderar a ese partido en la elección de junio.

La indefinición en MORENA no es si Salgado Macedonio es o no candidato. Lo que tiene que definir MORENA es si respeta o no a las mujeres de México.

La Letrina.  Nunca, como reportero o como servidor público del GDF, me tocó ver lo que sucedió el lunes en la Mañanera: que una persona burlara la seguridad del Antiguo Ayuntamiento y, menos, que llegara hasta el entonces jefe de Gobierno. Como encargado (durante un año) de la conferencia matutina de Andrés Manuel López Obrador jamás se presentaron personas que no fueran el jefe de Gobierno, los reporteros de la fuente o los funcionarios que habrían de comparecer. Las demás personas, las que quería hablar con Andrés Manuel López Obrador eran atendidas, en primera instancia, por Leticia Ramírez, una de las más eficientes funcionarias del gobierno, para encauzarlos a las dependencias que solucionaría los problemas que la gente le llevaba a AMLO. Aceptando sin conceder que el personaje de ayer se coló y burló la seguridad de Palacio Nacional y la del presidente de México, cabe la pregunta, ¿en manos de quién está la seguridad de Andrés Manuel López Obrador? Su trabajo, ya se vio, no lo hace bien. A mi nunca se me coló ningún extraño a las mañaneras en el GDF. Lo que sí procure, siempre, fue que reporteros estuvieran en condiciones para realizar su trabajo. Y recuerdo que, en ese entonces, con todo y los ataques dirigidos desde la oficina de prensa de Vicente Fox, la relación de AMLO con los reporteros era más que buena.  

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @Fercoca

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.