Opinión

La era post-Messi se acerca y el equipo Blaugrana no ve la luz al final del camino

El Barcelona no aprendió del debacle contra los Bávaros en la semifinal de Lisboa del año pasado; se repitió la historia con el equipo parisino.
jueves, 18 de febrero de 2021 · 18:10

Debacle, vergüenza, desastre, sin rumbo, son definiciones apropiadas para describir la actuación del FC Barcelona en la actual campaña de la UEFA Champions League, y no solo de la actual, sino que desde aquel partido en 2017, de cuartos de final ante la vecchia signora donde fue aplastado por 3 a 0, no aprendió la lección. Aún más escandaloso es el hecho que el año pasado, de nueva vuelta en los cuartos de final de la liga de campeones de Europa, fue goleado 8 a 2 en Lisboa por el actual campeón del famoso sextete, el Bayer Múnich, quien demostró que el Barca continúa con deficiencias al interior de su vestidor.

El equipo blaugrana no aprendió y tampoco subsano los errores que cometieron en Lisboa, sino todo lo contrario, los repitió en su propia casa, el Camp Nou, frente a un París Saint-Germain que se encuentra fuerte y superior buscando nuevamente la máxima gloria en la liga de campeones y, que superó 4 a 1, de la mano de Mbappé, a un Barca que no supo ni meter las manos; aunque como todos saben, aún faltan 90 minutos.

La era post-Messi se encuentra muy cerca 

No solo los escándalos y las situaciones previas lo aseguran, sino que actuaciones como esta de su equipo, cada vez amarran y convencen más al astro argentino de abandonar al conjunto que ama. Sin embargo, Messi es tanto culpable como víctima de los catastróficos resultados del Barca, porque al final del día, él es parte de ese fracaso y de esos pequeños éxitos que a duras penas, logran conseguir.

Jugadores de renombre como Griezmann, quien no termina de encajar en las filas del equipo español, Messi, el astro argentino que se le visualiza más afuera que adentro del Barca, Piqué, defensa que volvió tras una lesión y fue titular, Dembélé, el joven proveniente del Dortmund que no termina de explotar por la cantidad de lesiones que no lo dejan tranquilo (varias de ellas, originadas por el descuido del joven francés) entre otros. No logran conformar la esencia que realmente significa ser del FC Barcelona. Aquel equipo que alguna vez fue, uno de los monstruos de Europa.

De la misma forma, y más allá de un Barca catastrófico, se visualiza a un equipo que no encuentra la forma de allanar su futuro y vulnerar la incertidumbre que lo azota. A pesar de los esfuerzos de canteranos como Riki Puig, que ha sobresalido en partidos de liga, aún se nota un Barcelona lejos de ambas cosas y, considerando la incertidumbre sobre la posible salida de su estrella, Lio Messi, dependerá de Koeman y la llegada del nuevo presidente para descubrir cómo solucionar este asunto y devolver al FC Barcelona, al lugar donde pertenece, dentro de los más grandes de Europa.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @RichardSB05

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.