Opinión

México 2021 en tiempos de COVID

Se requiere de una estrategia responsable que determine una ruta crítica que permita consolidar acciones bilaterales y coordinadas para estabilizar el mercado interno, fortalecer a las empresas y la economía familiar.
domingo, 14 de febrero de 2021 · 08:43

Ha transcurrido un mes y unos cuantos días del nuevo año en donde la mayoría de la población tenía la esperanza de regresar a la normalidad, a la vida cotidiana. Sin embargo, la cruda realidad nos aleja de toda posibilidad de vivir un 2021 con la naturalidad que se desea, es más, considero que después de esta pandemia ya no volverá a ser igual que antes.

Pese a la aprobación, promoción y distribución de diversas vacunas que han demostrado efectividad de más del 90 por ciento, resulta insuficiente para considerar que esto pueda llegar a liberarnos de la pandemia. Con algunos avances científicos en la búsqueda de encontrar la vacuna efectiva que evite el contagio y logre curar dicha enfermedad, las expectativas de algunas autoridades de la OMS y expertos en la materia afirman que de llevar a cabo un control eficiente sobre la crisis sanitaria existe la posibilidad de que en octubre de 2022 se establezca una “normalidad” mundial.

Lo anterior es con base a especulaciones y subjetividades que no determinan lógicas de resultados concretos ni aproximaciones, ya que para poder realizar una declaración de tal magnitud es fundamental tener la base para demostrarlo, es decir, sin expectativas.

Los efectos de la Covid-19 se están manifestando con mayor claridad en esta coyuntura de incertidumbre e inseguridad. Por lo que tanto autoridades internacionales como nacionales deberán dejar a un lado la política para centrarse en la pertinencia que corresponde en la atención de la pandemia.

En este sentido, los ejes fundamentales como la economía, la política y sociedad juegan un papel importante. Convergen en el sentido amplio de practicidad y pertinencia en cada toma de decisiones. Tomando el rol principal que, seguramente, marcará la pauta para las definiciones presentes y posteriores a la contingencia sanitaria.

En el caso de nuestro país se publicita de manera constante un manejo eficiente de la pandemia y sus efectos, pero ¿será cierto esto? Queda en evidencia los resultados que se demuestran constantemente. En comparación con otros países, en México continuamos en el mismo proceso de retroceso y estancamiento.

El mercado mexicano se encuentra en un círculo vicioso en donde para la mayoría de la población se encuentran perdidos en la ruta trazada por quienes aseguran que “existe un crecimiento” general con estabilidad, incoherencia. De acuerdo con los datos estadísticos de El Financiero y El Economista, entre otros medios de comunicación, muestran una estabilización periódica de la economía nacional. La diferencia entre la realidad y la fantasía que se declara es sencilla, no se puede declarar un crecimiento económico si durante el año 2020 hubo un decrecimiento, lo que existe en estos momentos es una estabilización y una posible recuperación.     

Para el caso concreto, se requiere de una estrategia responsable que determine una ruta crítica que permita consolidar acciones bilaterales y coordinadas para estabilizar el mercado interno, fortalecer a las empresas y la economía familiar.

Reflexión

Deberíamos considerar un esfuerzo trilateral entre gobierno, iniciativa privada y ciudadanía para trabajar en conjunto en beneficio de México. En estos momentos no cabe la posibilidad de protagonismos ni egocentrismos. Lo que la ciudadanía necesita no es escuchar discursos demagógicos sino resultados, se puede lograr a través de esfuerzos en conjunto, pero sin reflectores. Quienes desean pasar a la historia como uno de los mejores, considero que sus acciones lograrán hacerlo con una versión distinta.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @JOHN_OLIVERA

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.