Opinión

La clave está en la crítica construtiva y no echar culpas

Lean, edúquense por cuenta propia porque en las escuelas no pasa eso, y sobre todo, aprendan lo que es en verdad el pensamiento crítico.
jueves, 28 de enero de 2021 · 16:38

Hoy en día estamos de verdad pasándola muy mal, algunos están llorando pérdidas de seres queridos, otros han perdido su empleo, algunas otras personas se están separando y bien ¿a quién culpar?  Pues así es justo como nos han educado, culpando a otros de todo lo que nos acontece, sin embargo considero que es importante que nos  cuestionemos ¿es necesario culpar a alguien? ¿No será justo ese el problema? Pues al enfocarnos en encontrar al o los culpables de los hechos, nos perdemos incluso luego nos estancamos y nos perdemos de todo lo que sí es importante.

Es triste leer luego en las redes sociales (de las que cada día estoy más alejada) toda la frustración de miles de personas, parecen contendores de vanidades y por ende, de frustraciones las cuales lejos de aportar algo solo contribuyen a la falta de higiene mental. Es por ello imperativo que comencemos a modificar nuestro hábitos de pensamiento, si seguimos enfocados en la búsqueda de culpables lo cual de nada sirve, entonces seguiremos enfrentándonos con realidades como esta y si por el contrario, aceptamos que la vida es tal como es, y que depende de cada persona cómo interpretar lo que le toca vivir. Esto no implica que no suframos por una pérdida ya sea de alguien, de un trabajo o de una relación pero asumir que la vida es también estas partes agrias nos ayuda a comprender que para estar en mejores circunstancias tenemos que ser responsables de nuestra propia existencia. Podré o no estar de acuerdo en cómo manejan las cosas el gobierno pero de mí depende si hago mi parte y contribuyo en generar un cambio por mínimo que parezca o si me quedo en el sillón frente a la pantalla simplemente quejándome sin hacer lo que me toca.

En realidad ya he estado en ambos lados y les juro que estar solo frente al sillón, amargándome la existencia dándomelas de intelectual de bolsillo no me sirvió de absolutamente nada, solo me sentí peor y honestamente ni evangelicé a nadie con mi sapiencia simplemente me condené a ser la más odiosa de la familia y la más sola así que no les recomiendo en lo absoluto ese camino. Sin embargo, si asumen la responsabilidad, dejan de estar juzgando y se enfocan en ver cómo suman a la sociedad, les augurio un estado de mayor satisfacción y calma.

Estamos en tiempo difíciles y lo que menos necesitamos es sumar odio, desprecio, envidia, y todo aquello que se les ocurra que sea para sus enemigos, es en realidad absurdo, un desperdicio de tiempo y energía. Necesitamos estar más unidos que nunca y no es cliché ni un ataque de optimismo de mis parte es ya la aceptación de que si no lo hacemos simplemente se tornará más oscuro nuestro destino.

Miren de verdad vale la pena echar un vistazo a la historia, lean biografías de sobrevivientes de guerra y se darán cuenta de cuán imbéciles nos hemos comportado al asumir que tenemos la razón, que luchamos por nuestros derechos cuando ni sabemos cuáles son pues nos son violados en infinidad de cosas y por voluntad propia como en el Facebook por decir una sola, que nos comemos cualquier porquería que nos den y que no somos tan críticos como creemos.

Lean, edúquense por cuenta propia porque en las escuelas no pasa eso, y sobre todo, aprendan lo que es en verdad el pensamiento crítico, porque ser criticón no es y ser crítico es el resultado pero de una muy profunda y fundamentada reflexión a posteriori de una muy documentada investigación. Así que no es cualquier cosita. Así que mejor en lugar de andar echando pleito en sus redes, pónganse a leer, instrúyanse y lo digo en buen plan, nadie sabe todo y lo maravilloso de todo esto es que el aprendizaje nunca se termina y por ello vale más no pretender tener la razón porque sin duda quedarás como un perfecto imbécil. En fin, más reflexión y menos pronunciamiento por un rato. De ahí que no había escrito hace tiempo pues honestamente, tampoco se trata de escribir por escribir ¿o no?

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @HadaCosquillas

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.