Opinión

Faltan propuestas de candidatos para la próximas elecciones

Es indignante que se sigan buscando llenar lugares con personas taquilleras que poco saben de agendas, propuestas.
miércoles, 27 de enero de 2021 · 11:37

Las elecciones de este año serán claves en nuestro futuro inmediato, no solo por ser las más grandes por el número de puestos que van a elegirse, sino por el contexto de crisis sin precedentes que estamos enfrentando, aunado al cúmulo de problemas sociales que ya veníamos padeciendo desde la anterior y con la actual administración.

Con este panorama, nuestra participación política y el ejercicio de nuestro derecho al voto son más indispensables que nunca, pero no bastará con ello. Dentro de la discusión pública tan polarizada y agotadora, si algo bueno ha habido es la incentivación de la participación de muchas personas que antes preferían pasar de largo y ahora se interesan más por la vida pública, claro que nos falta mucho por construir, pero no sería justo dejar de reconocer que ahora la discusión es cada vez más abierta y frontal con los medios que tenemos al alcance, de ser algo sumamente elitista estamos pasando a una apertura que debe seguir extendiéndose.

Pero esta apertura, y más cuando nos referimos a las personas que serán candidatas para cualquier puesto de representación, requieren de una gran responsabilidad, acorde con la realidad que millones de mexicanas y mexicanos vivimos día con día en un país donde la desigualdad continúa aumentando, sin que las respuestas gubernamentales puedan hacer frente a la magnitud de los problemas que enfrentamos. Es aquí donde la voluntad de quienes militan en los partidos y la estructura cupular de éstos, tienen un papel clave en quienes nos representarán de ahora en adelante y es que para tomar un puesto de toma de decisiones elegido popularmente no se requieren los más altos estudios, pero sí de una vocación de servicio y propuestas para incidir en la vida pública.

El problema con esto y, coincido plenamente con lo dicho por el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas hace algunos días en #DiálogosTransversales, es que estamos escuchando más nombres que propuestas. Y lo más grave es que muchos de estos nombres son de personas que nunca antes habíamos visto inmiscuidas en la política o alguna labor social de impacto. Con esto no digo que quien aspire a un puesto público tiene que tener una larga trayectoria política o estudios académicos idóneos, porque la política también debe modificar eso y ser cada día más ciudadana y democrática, pero no a través de personas que nunca han mostrado interés por incidir en la vida pública y que son puestas ahí por popularidad antes que por una agenda que realmente busque transformar la realidad que vivimos.

La política no es un juego, ni tampoco un mero espectáculo y que las elecciones tengan como factor predominante lo emocional antes que lo racional, no son justificación suficiente para que quienes vayan a pretender representarnos lleguen a esas candidaturas y puestos por su popularidad y no por los valores y propuestas compartidas con un proyecto. A estas alturas, es indignante que se siga buscando llenar lugares con personas taquilleras que poco saben de agendas, propuestas y que, además, tienen denuncias. Si esa es la política a la que aspiran los partidos, porque todos, absolutamente todos, tienen al menos algún candidato o candidata indeseable, entonces continuamos sin entender la magnitud de la realidad que nos rebasa.

A esto sumemos las alianzas sin sentido que varios partidos han formado con el único fin de ser ellos quienes dominen el poder, los otros para mantenerlo y el peligro de que la paridad, en muchas trincheras, siga disfrazándose de falsas oportunidades donde las mujeres siguen a un lado y no tomando los lugares que les corresponden. El escenario que enfrentamos es muy complejo, de ahí la importancia de poner en el centro las propuestas y agendas por las que votaremos y seguiremos luchando, ya no es momento de seguir haciendo más de lo mismo.

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @YessUrbina

 

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.