Opinión

AMLO - Biden: ¿Qué se espera de la relación del nuevo presidente de EEUU con México?

En suspenso está la relación que Biden tendrá con AMLO. El primero ya anunció que regresará a todos los acuerdos que desconoció Trump.
jueves, 21 de enero de 2021 · 16:22

 

Ya está por concluir el primer mes del novísimo 2021 y se respira distinto.

Se ha ido, por fin, Trump; y con ello, se espera se logre detener la ideología del supremacismo blanco y demás posiciones ultraconservadoras. Muchos ven en Joe Biden la esperanza para lograr eliminarlo o, al menos, contenerlo.

Tiempo al tiempo.

En suspenso está la relación que Biden tendrá con AMLO. El primero ya anunció que regresará a todos los acuerdos que desconoció Trump y recuperará sus lugares de donde se salió Trump: OMS, por ejemplo. Se asegura que Biden apostará por una política de energías limpias. Según los expertos en políticas internacionales y relaciones de México- EE.UU..: se vislumbra una especie de calvario político.

Queda esperar y dejar que la vida haga lo suyo.

 

La pandemia y el encierro

La pandemia y el encierro nos puso un alto a muchas cosas y ha tenido muchas consecuencias económicas y sociales.

Los mexicanos no estamos saliendo bien librados de esta crisis sanitaria y a eso habrá que sumarle las otras cosas que nos aquejan de años atrás: las herencias de la guerra contra el narcotráfico y la falta de políticas soci-económicas para mejorar la adquisición económica del mexicano sin que eso implique joder a otros mexicanos. En fin.

El panorama es desolador y dan ganas de, citando a Silvio Rodríguez: soltar todo y largarse.

Llevo años pensando que uno está para algo en específico, una misión, un por qué y para cumplirlo hay que aprender a sortear lo malo y atesorar lo bueno. Al final, todo nos va ayudando a conformarnos y definirnos.

El año pasado fue tedioso, agotador; algo o alguien me estaba consumiendo las energías y mi ser. Había días que regresaba a casa, después del trabajo, sin ganas de nada y con la única esperanza de que fuera viernes de ir a ver jugar al Puebla al Estadio Cuauhtémoc o de escaparme a la CDMX. La pandemia modifico y eliminó todo eso. Y esas energías o sensaciones no tenían por donde salir; me estaban consumiendo.

La vida y quien escriba el guión de la mía es un ente sabio y decidió que era momento de ponerle un alto a lo que venía haciendo. A veces, pienso que la vida es como un partido de fútbol rápido: juegas un cuarto, descansas el otro. Y a mí, me estaba tocando descansar un rato. Necesitaba ver el partido desde la banca, analizar la estrategia y encontrar el punto débil del rival.

Hoy, recordé, que era urgente regresar a las raíces, a eso que es parte uno y nunca debe desaparecer o parar ni por un trabajo o una relación amorosa. La técnica hace al jugador, pero también el toque propio.

Mi educación cultural-literaria fue cimentada por personas que crearon y crecieron en amistad, colectivo o generación. Crecí imaginando cómo habría sido la vida de Los Contemporáneos y mirando desde una banca lejana algunos momentos de la Generación del Crack.

En el Teatro, hace unos años encontré a un par de personas con las que podía intercambiar opiniones, visiones y encontrar coincidencias: Distrito Teatral[1], un lugar donde experimenté con la reseña de obras teatrales. Hoy renace el proyecto, donde se comenzará a hablar de lo importante y lo urgente en el ámbito teatral; y sí, también continuar con las reseñas teatrales.

Y haces unas semanas, encontré una casa virtual que comencé a visitar y de visitante frecuente, hoy me han ofrecido un huequito para quedarme a dormir cuando guste: Revista Purgante[2], un portal literario que reúne plumas diversas que hablan desde la entraña, la soledad, la pasión; plumas que lanzan sus textos cual botellas al mar esperando encontrar un interlocutor que se identifique y en una de esas les responda. Hoy, pues, Purgante me ha dado cobijo para hablar de libros y de otras cosas que me apasionan: música, poesía y más.

Ambas casas, siento, que son ese cobijo generacional que necesitaba y buscaba.

Y Gluc es y seguirá siendo mi casa-mather; el espacio donde mi pluma busca darle vida a todo aquello que me alegra y me incomoda de la vida y las políticas socio-culturales-educativas que se implementan en México.

Hoy, no sé cuándo salgamos del confinamiento, pero al menos sé que al salir de esto buscaré convertir reuniones virtuales en tertulias en vivo y a todo color.

Hoy, la vida vale más ser vivida y afrontada con todo por momentos como estos.

[1] http://www.distritoteatral.mx/inicio/

[2] https://revistapurgante.com/

Puedes conocer más del autor en su cuenta de Twitter: @AlfiePingtajo

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.

Más de