Opinión

Una recuperación interesante para la economía mexicana

Independientemente de que la pandemia actual es el principal riesgo que podría limitar la recuperación de la actividad económica de nuestro país, existe también la incertidumbre jurídica
domingo, 17 de enero de 2021 · 16:22

Twitter: @sofissy

Después de un 2020, donde el desempleo se elevó, el consumo se contrajo, así como los ingresos y la inversión, la economía mundial junto con la mexicana, mostraron una significativa desaceleración, lo que provocó que se pusiera en practica una mayor política fiscal y monetaria en la mayoría de los países del mundo, las cuales hicieron un colchoncito para que el descalabro no fuera más profundo. No obstante, el año anterior cerró con las esperanzas de que algunas vacunas pudieran iniciar el final de la pandemia. Notablemente, vimos como las bolsas de valores se recuperaron, así como diferentes monedas, destacando al peso mexicano, el cual pudo regresarse y operar por debajo de las veinte unidades frente al dólar.

Ahora bien, ya llevamos dos semanas de 2021 y el panorama previsto se ha puesto en duda, a medida que los programas de vacunación se han desarrollado de manera más lenta de lo esperado y además se ha observado un repunte profundo de casos por coronavirus en varios países causando nuevos confinamientos o extensiones de los mismos. Sin embargo, lo que podría darle un respiro a la desaceleración económica a lo largo de los primeros tres meses del año, ha sido la continuidad de apoyos económicos o incluso nuevos, como es el caso de Estados Unidos, en donde el próximo presidente J. Biden ha difundido sus planes para apoyar a las familias, empresas y al sector salud. En cuanto a la política monetaria, la mayoría de los bancos centrales del mundo mantienen un rumbo acomodaticio al promover bajas tasas de interés, notablemente para favorecer la colocación de créditos y elevar el consumo de las personas.

En este contexto, las expectativas para el crecimiento de la economía mexicana en 2021 se han colocado entre 4 a 5 puntos porcentuales, de acuerdo con el Gobierno Federal y Banco de México, en donde ambas partes han reiterado que es muy posible que se lleguen a esos niveles, siempre y cuando los programas de vacunación se implementen en tiempo y forma. Esto únicamente deja pensar que no descartan que pueda desarrollarse una recuperación más lenta, incluso en las recientes minutas de la última reunión de Banxico, la mayoría de los integrantes coincidieron en que posiblemente se observe una recuperación “gradual y prolongada”, en otras palabras, lenta y posiblemente pueda durar por lo menos este año.

Independientemente de que la pandemia actual es el principal riesgo que podría limitar la recuperación de la actividad económica de nuestro país, existe también la incertidumbre jurídica. Desde el inicio de la administración gubernamental observamos cómo comenzaron a ajustarse las reglas del juego, todavía el año pasado vimos cómo la postura del Gobierno Federal alrededor del sector energético es ahora de limitar la inversión privada, y también tuvimos la noticia de una iniciativa para reformar la ley de Banco de México. Este año iniciamos con la posibilidad de que desaparezcan algunos organismos autónomos. Esto únicamente ha estado provocando que se reduzca la inversión, elemento fundamental para impulsar el crecimiento de la economía mexicana, a través de la creación de nuevas plazas de trabajo, elevando el consumo, aumentando la producción, entre otros factores.

Así que será interesante ver cómo es que se desarrollará esta reactivación económica, en donde no hay que descartar que la economía estadounidense también jugará un papel importante, pero eso lo profundizaremos en los próximos días.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.