Opinión

¿Por qué no se ha logrado obtener una vacuna al 100%?

Es irresponsable por parte del Gobierno que después de casi un año no se tenga la estrategia con el sector empresarial para llegar a los acuerdos para contrarrestar los efectos de la pandemia.
domingo, 17 de enero de 2021 · 16:14

Twitter: @JOHN_OLIVERA

A un año de haber declarado la pandemia por la Covid-19 en el mundo pocas expectativas son las que muestran los gobiernos a nivel mundial por superar esta contingencia sanitaria. Los laboratorios encargados de encontrar la vacuna han logrado alcanzar un porcentaje entre el 93 al 96 por ciento de efectividad. Por lo que la mayoría de la ciudadanía se pregunta ¿Cuándo terminará esta pesadilla?

¿Por qué no se ha logrado obtener una vacuna al 100 %?

Una de las razones por las cuales ninguna vacuna ha logrado la efectividad esperada es porque el virus ha logrado mutar en diversas ocasiones, obteniendo cambios en su código genético y, por tal razón, en la forma de actuar en el cuerpo humano. Para los científicos encargados de la investigación de la vacuna resulta complicado, ya que conforme pasa el tiempo las mutaciones son más frecuentes, el virus se adapta al ambiente, provocando la aceleración de cambios que, a su vez, las investigaciones no están actualizadas.

Por otro lado, la falta de responsabilidad de la población en diversas partes del mundo, sobre todo en nuestro país, que no son conscientes de las circunstancia. Toman desconsideradamente decisiones que ponen en riesgo su salud y la de sus familias. Algunas personas son asintomáticas, lo cual, los hace portadores del virus que, sin las medidas de prevención y protección, propagan el contagio irresponsablemente.

2021

Sin parecer profético ni mucho menos poco optimista, pero las circunstancias reflejan un panorama similar al que tuvimos en 2020, con algunas variantes en los ejes políticos, económicos y sociales, que han tenido la necesidad de modificar sus sistemas y subsistemas bajo las condicionantes de la pandemia, es decir, la agenda política nacional de cualquier país se maneja entorno a la contingencia sanitaria y sus variantes, ya que las afectaciones en los ejes económicos, de igual forma, han sufrido cambios en la manera de operar, así como la resistencia de negocios en sus diferentes niveles, la pandemia no discrimina, fue parejo.

En este sentido, parece irresponsable por parte de las autoridades en nuestro país que después de casi un año no se haya tenido la estrategia ni planificación ni mucho menos la comunicación adecuada con el sector empresarial para llegar a los acuerdos pertinentes que dieran sentido común a la soluciones para contrarrestar los efectos de la pandemia. Hoy en día los negocios no tienen certidumbre financiera para solventar gastos propios, y no se diga del pago de salarios, ya que muchas PyMEs se vieron obligados a recortar la plantilla de personal y, en otros casos peores, no tuvieron otra opción más que cerrar indefinidamente.

 En cuanto al eje social hubo cambios radicales en la convivencia y libertades. Queda claro que no es una prohibición ilegal de esta garantía, sin embargo, se antepuso la salud pública para evitar “mayores tragedias”.

              

Reflexión

En estos tiempos cruciales todos tenemos la responsabilidad de llevar a cabo la prevención y evitar la propagación del contagio. La población exige, pero no aporta a la causa como deberían hacerlo. Tenemos autoridades que no están coordinadas por falta de voluntad humanitaria, anteponen los aspectos políticos en miras de las próximas elecciones en vez de actuar con madurez fortaleciendo una causa común y presente.

Como ciudadanía debemos entender que a falta de un liderazgo que se pronuncie en pro de la salud pública es necesario, en primer lugar, tomar el control de nosotros mismos para ser ejemplo en nuestra comunidad. Hoy en día hay personas que se resisten a creer en la Covid-19, otras que simplemente se creen inmunes, pero la realidad es distinta. El tiempo nos obligará a cambiar por las buenas o por las malas.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.