Opinión

Incendio en el Metro, algo normal

Trabajadores de la subestación del Metro señalan que los transformadores llevaban más de un año sin mantenimiento.
domingo, 10 de enero de 2021 · 19:19

Actos de poder
Twitter: @Fercoca

El fin de semana se incendió el Puesto de Control Central del Metro 1, el cerebro de las líneas 1, 2, 3, 4, 5 y 6.

En conjunto, estas 6 líneas tienen 99 estaciones distribuidas en 93.1 kilómetros.

Según cifras del Sistema de Transporte Colectivo-Metro, las 12 líneas tuvieron una afluencia de 199 millones 466 mil 600 usuarios.

La información que ha dado el gobierno de la Ciudad indica que el incendio se originó en los transformadores ubicados en la sede del STC-Metro. Datos recabados por Milenio indican que trabajadores de la subestación señalan que los transformadores llevaban más de un año sin mantenimiento.

El periodista Israel Navarro reportó que los encargados de la subestación Delicias le dijeron que “faltaba un chaveta en el mando mecánico del cambiador”. Lo anterior quiere decir que no se contaba con la pieza que permite cambiar de conexión de un transformador a otro, lo cual pudo originar un sobrecalentamiento y, como este mecanismo se encuentra sumergido en aceite, la alta temperatura pudo provocar el incendio. Para que el aceite cumpla su función de evitar incendios, debe cambiarse continuamente.

En síntesis, con un chaveta inservible y el aceite no reemplazado a tiempo fue lo que provocó el incendio. Otra vez, el mantenimiento.

Cuando escribí Línea Dorada, los lobos al acecho. ¿Quién ordenó cerrarla? Di cuenta que la falta de mantenimiento durante varios meses, en la administración de Miguel Ángel Mancera, había provocado el cierre de la Línea 12 del Metro.

En ese libro explico cómo el gobierno del ahora senador y el director del Metro en el inicio del sexenio mancerista, provocaron daños al Metro, a los 435 mil usuarios de la Línea 12 y a la ciudad no solo en su erario, sino también al medio ambiente.

El problema, ayer en la Línea 12 y ahora en la sede de Delicias es una: Mantenimiento.

El incendio en las oficinas de Delicias no es nada comparado con lo que podría suceder con el sistema eléctrico de la Línea 1, las más antigua del sistema, que también podría incendiarse.

Podrán decir los detractores del gobierno de Claudia Sheinbaum que es su responsabilidad darle operatividad, mantenimiento y funcionalidad a la ciudad que recibió -y tienen razón- pero también es cierto que el nulo trabajo realizado por Joel Ortega y Jorge Gaviño, dejaron al STC-Metro a punto de chatarra.

La Letrina. Jorge Gaviño, exdirector del Metro y hoy diputado del PRD en el Congreso de la Ciudad de México aseguró en una entrevista en Milenio que la subestación de Delicias debió “modernizarse de manera gradual desde hace 20 años” y que ese cuerpo legislativo va a pedir las bitácoras de mantenimiento “para conocer las condiciones en que se encontraba la subestación para saber si el incendio se podría prevenir o no”. Gaviño, y su compañero diputado Víctor Hugo Lobo, hoy presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de la Ciudad de México, fueron parte de la comisión de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal que “investigó” el cierre de la Línea 12 del Metro. De la participación de ambos en la suspensión de operaciones de la Línea 12 habló en mi libro Línea Dorada, los lobos al acecho. ¿Quién ordenó cerrarla?  Después de leerlo, sabrá que ambos perredistas, Lobo y Gaviño, no tienen cara para juzgar lo sucedido en Delicias.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.