Opinión

El orgullo LGBT+ en México

viernes, 26 de junio de 2020 · 13:40

Twitter: @trejomiranda_

“Valiente, arriesgada no sólo en el amor”, Carlos Monsiváis. Está por culminar junio, el mes más colorido del año, el mes del Orgullo LGBT+. México está a punto de cumplir 42 años de esta lucha, de iniciar con nada a ganarse el respeto de quienes antes los tachaban de diferentes, de inoportunos, actualmente el color de la comunidad ha logrado expandir sus horizontes.

Ocho años después de la primera gran marcha del Orgullo Gay en Nueva York y Los Ángeles a causa de lo ocurrido en el bar Stonewall, fue el 26 de julio de 1978 cuando se celebró la primera marcha del Orgullo en México. Se le apodó como la "gran marcha", pero realmente fue sólo un pequeño contingente de homosexuales quienes se unieron con otros movimientos de la izquierda para legitimarse como parte de la sociedad mexicana.

“No es delito, no es una enfermedad, no es producto de la inmadurez emocional”, fue una de las consignas más sonadas en la década de los 70 y para los 80, las consignas incluyeron el tratamiento y respeto a las personas con VIH. La primera mujer en ser parte del literato del movimiento LGBT+ fue aquella “valiente y arriesgada no sólo en el amor”, Nancy Cárdenas, cuya descripción hizo Carlos Monsiváis en su texto ´Nancy Cárdenas, la siempre inoportuna´.

Nancy Cárdenas, dedicó gran parte de su vida a la lucha por los derechos civiles en México, especialmente de las minorías, es referente del movimiento LGBT+ y del feminismo en nuestro país. Siempre desafió a la sociedad conservadora, se negó a seguir los roles tradicionales femeninos y siempre iba un paso adelante.

La “siempre inoportuna” como la llamaba Monsiváis, fue una de las figuras principales en el Movimiento Estudiantil de 1968, siempre desafiando a la muerte con su intelectualidad. Fue la primera persona en salir públicamente y como coloquialmente se le dice, en salir del clóset, lo hizo de una forma honorable y frente a miles de personas, en 1973, en el programa con mayor audiencia en aquella época, 24 horas de Jacobo Zabludovsky, ahí se declaró abiertamente lesbiana y defendió los derechos de las minorías.

En 1974, un grupo de jóvenes fueron detenidos sin orden alguna por policías, redadas muy comunes en aquellas épocas, lo que hacían con ellos eran fotografiarlos y vender sus retratos para publicaciones amarillistas violando a toda costa sus derechos constitucionales, tal motivo orilló a la creación del primer manifiesto sobre los derechos civiles de la comunidad LGBT+ en México, fue redactado por Nancy y Monsiváis, firmado por Juan Rulfo, Elena Poniatowska, José Emilio Pacheco, Vicente Rojo y más intelectuales para su publicación.

Nancy Cárdenas llevó el tema del lesbianismo hasta el Congreso Internacional de la Mujer en México organizado por las Naciones Unidas en 1975, también conformó el Frente de Liberación Homosexual.

Un año después de la primera manifestación del Orgullo en México (1978), en 1979 un contingente numeroso de gays, homosexuales y travestis se dieron cita en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, en donde se reunieron alrededor de mil personas para exigir un alto a las redadas policiales y el atropello de sus derechos humanos, desde entonces y hasta ahora otros líderes han tomado la batuta para no sólo lograr la aceptación absoluta sino el respeto y la igualdad.

Después de abrazar por tantos años a las minorías, Nancy Cárdenas, la “siempre inoportuna” falleció el 23 de marzo de 1994, a causa del cáncer de mama, pero su brillo seguirá iluminando lo que inició.

Reverso

A casi 42 años de lucha de la comunidad LGBT+ en México aprovecho este espacio para recomendarles El Vampiro de la Colonia Roma, un libro del escritor mexicano Luis Zapata, una obra gay polémica pero sin apologías que narra la vida de Adonís García, un personaje de la vida nocturna en los 70, sin censura relata cada andanza y cada desventura.

Otras Noticias