Opinión

Protección consular mexicana en tiempos del COVID-19

miércoles, 17 de junio de 2020 · 15:12

Por Belén Licona Twitter: @BelenLicona

Es un hecho que la protección consular es un pilar en la política exterior mexicana en virtud de la cantidad, países de destino y necesidades de cada uno de los connacionales, de la cual resalto las buenas prácticas y el esfuerzo que realizan cada uno de los funcionarios, especialmente en este año que trajo un reto enorme para el mundo, una pandemia. Por ello, en este artículo nos enfocaremos en las acciones implementadas por México, así como el esfuerzo conjunto de la comunidad internacional.

Las medidas tomadas en la mayoría de los países, tales como el cierre de fronteras y la limitación del uso del espacio aéreo han representado obstáculos para el retorno a los países de origen, por lo tanto la cooperación entre naciones ha sido fundamental. Lo anterior ha tenido como resultado hasta mayo del presente año la cifra de 12,746 mexicanos retornados al país, de los cuales la mayoría corresponden a América Latina, siguiendo Europa, Asia Pacífico, África y Medio Oriente.

Al comenzar la pandemia, las acciones realizadas consistieron en gestionar con las aerolíneas y alojamientos para lograr un retorno en las mejores condiciones posibles. Sin embargo, al avanzar las medidas de confinamiento, se complicó el acceso a vuelos comerciales, por lo que la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de Migración organizaron vuelos humanitarios, particularmente hacia países con un número importante de connacionales como Perú y Argentina.

Para ello resulta fundamental una buena comunicación con las autoridades de esos países, toda vez que se necesita gran coordinación, pero sobre todo cooperación. En este sentido, los permisos respecto al uso del espacio aéreo restringido son clave, de la misma manera, la logística entre autoridades aéreas, servicios migratorios y de salud, citando el caso del operativo entre México, Argentina, Chile y Uruguay en abril, en el cual 346 personas originarias de esos países pudieron ser repatriadas

Por otro lado, en Estados Unidos la protección consular mexicana a través de una importante coordinación entre sus 50 representaciones ha operado mediante líneas de atención telefónica, redes sociales y el Centro de Información y Asistencia a Mexicanos, así como de manera presencial para casos de emergencia. En el caso de Nueva York, la embajadora Martha Barcena instruyó la atención telefónica las 24 horas. Asimismo, se han continuado con diversas acciones como consultas a través de las ventanillas de salud y remisión a servicios médicos, asistencia consular y apoyos con servicios de salud mental.

Cada una de estas acciones han sido valiosas para los mexicanos que se encuentran en el exterior, ya sea que residan de manera permanente o temporal, al tomarse medidas para que su situación en esta pandemia sea en las mejores condiciones posibles, ya sea mediante un retorno seguro o al tener apoyo por parte de las representaciones en este momento tan complicado.