Opinión

10 pasos para construir tu marca personal y mejorar tu reputación

lunes, 15 de junio de 2020 · 13:57

Twitter: @JoseUrquijoR

Imagínate que tú fueras una marca comercial que ofrece algún producto o servicio. Así como las marcas comerciales, la marca personal consiste en que los seres humanos nos veamos como si fuéramos una marca, con el objetivo de crear atributos que nos hagan diferentes al resto de la competencia, y que nos permitan tener más éxito profesional.

Si contamos con una buena marca personal, tendremos una herramienta que nos permitirá diferenciarnos de los demás y destacar justamente por las diferencias que tenemos. Diferencias que en contraste con nuestra competencia, nos deben poner en una posición de ventaja que a lo largo del tiempo puede convertirse en mejor reputación e incluso en mejores ingresos.

El desarrollo de una marca personal implica que el interesado tenga conciencia de la importancia de contar con esta herramienta. Una buena marca personal nos ayudará a definir una reputación ante nuestras audiencias, lo que posteriormente redituará en credibilidad y por último en un valor muy importante para clientes y stake holders: la confianza.

Ahora bien, ¿nos hemos preguntado por qué hay marcas que automáticamente las asociamos con personas? Muy sencillo, esto se debe al extraordinario posicionamiento que tienen sus líderes tanto interna como externamente. Por ejemplo, No podemos pensar Apple sin asociarla con Steve Jobs. Lo mismo cuando pensamos en Facebook y automáticamente viene a nuestra mente su fundador Mark Zuckerberg.

Muchos expertos señalan que para construir una marca personal tenemos que partir de tres pilares básicos: el auto conocimiento personal de nosotros mismos, la visión que tenemos de la vida y de nuestro contexto personal y profesional, y la reputación que vamos construyendo a lo largo del tiempo. Yo agregaría que a estos tres pilares debemos atravesarlos transversalmente por contar nuestra historia de vida, donde desarrollemos los éxitos que hemos tenido, pero también las batallas y los fracasos que hemos vivido.

Una buena historia siempre tendrá momentos críticos que nos han hecho crecer, que nos han puesto a prueba y que, una vez superados, nos hacen mucho más fuertes emocional, profesional y personalmente. A esta característica se le denomina resiliencia, y toda buena historia debe tener esta capacidad para enfrentar las adversidades y salir con más fortalezas de ellas.

Ahora bien, si ya terminamos nuestro proceso de auto reflexión y auto conocimiento, si ya entendeos lo que queremos de nuestra vida, la visión que tenemos y las causas con las que nos identificamos, es hora de generar objetivos claros, y esos objetivos deben responder a 5 preguntas: ¿Qué quiero lograr de mi vida?, ¿Quiénes son mis audiencias clave?, ¿Cómo quiero ser percibido por estas audiencias?, ¿Qué tipo de reputación quiero construir?, ¿Qué valores quiero que se asocien a mi nombre y a mi persona?

Una vez que hayas dado respuesta a esas interrogantes, estamos listos para comenzar a definir las acciones que nos ayudarán a trazar ese camino.

Yo te recomendaría escribir sobre el tema en el que quieres diferenciarte de tus competidores. Generar opinión y contraste sobre tu visión sobre esos temas y posicionarte a través de tus propios valores y experiencias profesionales o de vida. Nadie más ha vivido exactamente lo mismo que tu, y nadie podrá tener exactamente la misma visión tuya en torno a tus temas. Tu objetivo es comenzar a posicionarte como líder de esos temas y hacer que los demás de ubiquen como especialista en ellos.

Cuando inicies, te darás cuenta que no es tan fácil como parece. Verás que te equivocarás muchas veces, pero también aprenderás de esos errores. Lo importante es que vayas fortaleciendo tu imagen pública para que vayas estableciendo los cimientos de tu marca personal.

Tienes que saber que hoy tenemos herramientas únicas que facilitan este proceso: las redes sociales. Utiliza tu cuenta de Facebook y twitter, tu perfil de Linkedin y cualquier espacio para que puedas posicionar tus mensajes. Verás que poco a poco las personas te irán reconociendo como una persona que comparte información sobre ciertos temas, y comenzarán a preguntarte tus opiniones sobre los temas.

Ojo, cuando utilices las redes sociales, debes considerar que no eres el único que está intentando posicionar un mensaje ahí. Debes saber que hay muchísima gente que directa o indirectamente, consciente o inconscientemente está tratando de posicionar su propia marca personal, así que así como las redes sociales son una gran herramienta, también lo son para otras personas.

Conforme vayas posicionando tu mensaje, tu propia narrativa a lo largo del tiempo a través de la disciplina, de la constancia y la congruencia, notarás que te será mucho más fácil hablar de ti mismo, de tus proyectos, de tu propuesta de valor que es distinta a la propuesta de valor de otras personas. Comenzarás a encontrar tu propio diferenciador sobre las personas que se dediquen a lo mismo que tú.

Después de consultar a varios autores y los métodos de algunas empresas que se dedican a la construcción de branding o marca personal, quiero compartirles algunas de las técnicas más importantes que considero son indispensables para construir la propia marca personal, independientemente del sector en el que se desempeñen.

Primero 

Tener muy bien definidos tus objetivos, los valores que te hacen diferente a los demás, y las expectativas que tú mismo te vas a generar sobre la creación de tu propia marca personal. ¿Cómo quieres que te identifiquen?

Segundo 

¿Cuál será el nombre que utilices para que sea más fácil de recordarte? ¿Utilizarás los dos nombres, los dos apellidos o solo uno y uno?

Tercero 

Si tuvieras que definirte en cinco palabras, atributos o valores, ¿cuáles serían?

Cuarto

En una oración, ¿cómo te gustaría que las personas te identificaran?

Quinto 

¿Qué tono de comunicación utilizarás? ¿Será un lenguaje serio y técnico o serán palabras más sencillas y de uso común?

Sexto

¿Cómo será tu imagen física? Revisa algunos arquetipos e inspírate de aquellos personajes que consideras importantes en tu sector. ¿Qué elementos de ellos podrían servir para tu propia construcción de la imagen? ¿Utilizarás algún tipo de logotipo o slogan? Recuerda que debe estar enfocado a los valores que buscas proyectar.

Séptimo 

¿Por qué canales te vas a comunicar? Hoy todos tenemos redes sociales. ¿Tu público objetivo se encuentra en las redes sociales? ¿Leen alguna revista especializada? ¿Cómo podrías estar tú en esa revista?

Octavo 

Selecciona cuidadosamente los temas que te gustaría desarrollar. Considera aquellos en los que te consideres más capacitado, y desarrolla tus ideas profesionales o de visión, con tu propio enfoque. Demuestra por qué eres el mejor en ese segmento y comparte tus experiencias con los demás.

Noveno

Disciplina, constancia, consistencia. Crear una marca personal no es fácil. No lo harás en una semana o en un mes. Lo harás a lo largo de más de un año, siendo estructurado y disciplinado.

Décimo

Genera tu red de networking. Con las redes sociales tenemos la oportunidad de conectarnos con muchísimas personas de todo el mundo. Identifica a quienes podrían agregarle valor a tu imagen e intenta compartir ideas con ellos, pero lo más importante. Trata de llevar el networking digital al plano personal. Recuerda que un café o una reunión cara a cara nunca será sustituida por un like o un post en redes sociales.

Si sigues estos pasos, muy probablemente tu objetivo de crear tu propia marca personal será mucho más sencillo y comenzarás a ver resultados más pronto de lo que te imaginas.